Los “regalos” de Evo (Los Tiempos, 2014)


3833879-tres-cajas-de-regalo-azul-con-cintas-blancas-en-diferentes-tama-osAunque todos los Presidentes han actuado igual, no cabe duda que Evo Morales es uno de los mandatarios más “regalones” de la historia de este país. ¿Las razones? La bonanza económica de la que “coyunturalmente” goza Bolivia, y el perfil populista diseñado para el primer mandatario y su gobierno. Con esa construcción simbólica y con plata en el bolsillo, no hay quién -en su sano juicio-  pueda desaprovechar la oportunidad histórica de convertirse en el Presidente que más “regalos” ha dado a los bolivianos.

Según los expertos (empleando lenguaje periodístico muy de moda), la mayoría de la gente vive en una especie de adormecimiento intelectual. Hace unos días, José Pablo Feinmann reconocido filósofo y escritor argentino, devolvió el premio a la Cultura Democrática otorgado por el centro cultural Caras y Caretas argumentando que él no podía recibir la misma distinción que Marcelo Tinelli cuyo programa responde a “una cultura idiotizante, antidemocrática, colonizadora, que no piensa”.

En esa lógica podríamos identificar a varios “Tinellis” bolivianos que desde los medios -y sin ser necesariamente comunicadores- tienen a gran parte de la población idiotizada, adormecida, anestesiada, en “alfa, beta y gamma”, en todos esos estadios en los que es posible dejar de pensar con qué dinero se financian los “regalos” que hace Evo.

Por miles llegan las computadoras para los adolescentes, por decenas llegan los caballos para las Fuerzas Armadas, llegan los automóviles de lujo para la Fuerza Aérea, llegan los cheques para las Alcaldías, llegan las cocinas para las amas de casa de Cobija, los motores para los del Tipnis, llegan y siguen y seguirán llegando los “regalos” para todos.

Según los expertos en economía, 2015 podría ser un año complicado para el país debido a la caída de los precios de las materias primas en el mercado internacional, es mas, el propio presidente Evo hace un par de días ha planteado la necesidad de “realizar un debate técnico para encarar la baja del precio internacional del petróleo y planificar las futuras inversiones en el sector de hidrocarburos”.

Mientras esto ocurre en la realidad, en su edición ficcionada, el Presidente de los bolivianos le sugiere al papa Francisco más austeridad y menos lujo, y al día siguiente en acto oficial “regala” ocho automóviles de lujo a la cúpula de la FAB para “enfrentar el cambio climático”.

 Según este medio “la FAB precisó que estos motorizados serán destinados para el uso de su Comandante, el Jefe de Estado Mayor, el Inspector General y cinco jefes de departamento, según una publicación oficial”.

El presidente Evo ha dicho que “es obligación del Estado equiparlos con esta clase de movilidades, especialmente cuando se presentan problemas climáticos, y para eso son nuestras instituciones como son la FAB (…) este es un pequeño equipamiento en bien del Estado Mayor y de los miembros oficiales de la Fuerza Aérea Boliviana (…), el pueblo boliviano necesita de equipamiento para prestar servicio (…) yo diría no es tanto de lujo sino de un servicio”.

Según el presidente Evo, se trataría de “equipamiento” para la FAB y de un “servicio” a esta institución; lo mismo que los caballos para las Fuerzas Armadas. Habría que preguntarles a los niveles medios e inferiores de la institución castrense cómo andan en cuestión de atención médica, uniformes y alimentación.

En conclusión, los “regalos” de Evo al pueblo boliviano son como los culos de Tinelli al pueblo argentino, siempre lindos, agradecidos, oportunos, conquistadores, necesarios y bienvenidos; en consecuencia lógica, los “regalos” de Evo y los culos de Tinelli son igual de “idiotizantes, antidemocráticos y colonizadores”, ojo, en palabras del “experto” Feinmann.

Para acceder a la publicación de Los Tiempos:

http://www.lostiempos.com/diario/opiniones/columnistas/20141106/los-%E2%80%9Cregalos%E2%80%9D-de-evo_280094_616549.html

Anuncios

2 comentarios en “Los “regalos” de Evo (Los Tiempos, 2014)

  1. Eduardo Chumacero

    “Así nomás había sido”, como hubiera dicho Tano Llobet. Vivimos en una bella época en que los regalos a trochemoche son el pan de cada día. Ojalá fueran inversiones, pero son nada más que gastos y demagogia.
    Saludos
    Eduardo

    Le gusta a 1 persona

¿Quieres comentar?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s