De risa y no de llanto; de alegría y no de pena

arrugasEstoy en uno de esos días en los que todo y mucho me afecta. Casi todo me da pena, algunas cosas me provocan ira, otras, risa.

¡Vaya! creí que al cumplir cuarenta (poco me falta para 42), esos días serían más manejables, pero no, triste saber que no…acabo de decirlo, casi todo me da pena incluso saber que al menos un día al mes no me entiendo. Las hormonas me juegan en contra, insisten las tercas, aunque siendo sincera, es más lo que debo agradecerles.

Gracias a ellas y a esos saltos mortales que dan dentro de mí, es que me desconozco un poco más y eso es muy aterrador, aunque gracias a ellas, también, me doy cuenta que soy mujer, y eso es especial. Sí, ser mujer es especial.   Seguir leyendo “De risa y no de llanto; de alegría y no de pena”

Anuncios

Los huevos del desamor

huevosapreciosdelocos“Ok, pensaré en huevos”, le prometí a una amiga que  -muy afligida ella- me envió un mensaje privado en el que me contaba su triste historia y me pedía que por favor escribiera sobre los huevos con la esperanza de que de una vez por todas, esos “malentretenidos” dejaran de tirar huevos a su fachada.

Comprendo su pena. Me acordé inmediatamente que hace varios años cuando vivíamos en El Frutillar, nuestros vecinos que tenían unas hijas jovencitas muy guapas, sufrían del mismo mal: su casa era objeto de una serie de agravios entre los cuales el más curioso era la tiradera de huevos: sus ventanas y paredes estaban todas chorreadas con huevo, o sea una huevada completa. Seguir leyendo “Los huevos del desamor”

Cuando el pendejismo vulnera tus derechos

asi-que-eres-pendejo-dime-que-se-siente-cagarle-la-vida-a-los-demasEl término pendejismo pertenece al campo semántico de pendejo, término que no es una mala palabra, al contrario, refiere algo muy natural y humano.

La Real Academia define la palabra pendejo como “pelo que nace del pubis y en las ingles”, pero también como “hombre tonto, estúpido, cobarde, pusilánime, astuto y taimado (bellaco)”.

Como leemos, constituye  uno de los términos más polisémicos, pintudos y agradecidos de la lengua española sobre todo cuando de expresar hastío o empute se trata, porque claro, decir por ejemplo “estoy enamorado de tus pendejos”, ciertamente suena espantoso y hasta inapropiado y poco romántico. Pero propinarle a algún desgraciado “no te pases de pendejo” es algo sublime tanto como “pendejo tal por cual”; éstas son expresiones deliciosas para imprimírselas a aquel individuo que quiere aprovechar o tomar ventaja desmesurada de una situación. Seguir leyendo “Cuando el pendejismo vulnera tus derechos”

A propósito del Día Mundial del Turismo (Los Tiempos, 2014)

DSC_1650
Paseo Mirador (Riberalta, Beni)

En septiembre de 1979 la Asamblea General de la Organización Mundial del Turismo decidió instituir el 27 de septiembre de cada año como el Día Mundial del Turismo. El tema de este 2014 es el Turismo y Desarrollo Comunitario y por tanto “presta especial atención a la contribución del turismo a uno de los pilares fundamentales para conseguir un futuro más sostenible para todos: el desarrollo comunitario”.

¿Qué actividades se han priorizado en Bolivia? De acuerdo a Página Siete, la empresa estatal Boliviana de Turismo Boltur de reciente creación, ha preparado un paquete a Rurrenabaque a un precio de Bs. 2.124 por persona lo que significa Bs. 700 bolivianos menos de lo que cobran las demás empresas de turismo. Seguir leyendo “A propósito del Día Mundial del Turismo (Los Tiempos, 2014)”

Así amanece el 21 de septiembre

391399_canciones_primavera_20110524104418[1]Amanecí pensando en el alcance del significado de esta fecha. Cada 21 de septiembre se celebra en nuestro país -de manera especial- lo fundamental de nuestra existencia. Un día como hoy, todos los años, rendimos tributo al amor, a la juventud, al estudiante, a la primavera y al médico. ¡Perfecta coincidencia!

No es ninguna casualidad que con la primavera celebremos a los portadores del amor, esa juventud que nada tiene ver con los años sino con la actitud y las ganas de vivir, aquella que no conoce de cálculos para sentir y dar. No es casualidad que se celebre el renacer, esa linda primavera que sugiere que puede haber y que hay una segunda oportunidad. Tampoco es coincidencia que hoy se festeje al estudiante, niño, joven y  viejo que dedican tiempo de su existencia a eso, leer, aprender, conocer, comprender con el afán de crecer. Y no es pues coincidencia que hoy se celebre al médico, ser que sabiendo lo esforzado de su “carrera” decide hacerse médico y poner su vida a disposición de otras; gracias por su entrega. Seguir leyendo “Así amanece el 21 de septiembre”

Palabras para desaprender

habla12[1]A mis hijos les ha costado creerme. Sí, he tenido que hacer muchos esfuerzos para que creyeran que 20 se pronuncia veinte y no vente, que 30 es treinta y no trenta, que 40 es cuarenta y no cuareinta y que 90 es noventa y no noveinta.

Qué cosa complicada (y eso que soy su madre, es decir, deberían tenerme fe); el convencimiento estaba incrustado en sus cerebros y lenguas. Tanto insistir, ahora los chicos cuando escuchan un vente o un trenta, me miran con ojitos cómplices como diciendo “¿así no se dice no ve mami?”.  Lo logré, pero costó.

El año pasado mi hijo mayor preparaba un papelógrafo en el que había escrito o con tilde. Le dije que según la Real Academia Española la o ya no lleva tilde. El chico me discutió y me dijo que su profesora escribía con tilde y que ella tenía la razón porque era más vieja que yo. Seguir leyendo “Palabras para desaprender”

Presos en libertad (Los Tiempos, 2014)

Llegó a mi correo un ensayo corto de Gustavo Santiago (La Nación) que advierte sobre los riesgos que existen en ese transitar de la Sociedad Disciplinaria a la Sociedad de Control.

La reflexión me sedujo porque no sólo me sentí involucrada en la trama, sino identificada con la tragicomedia que significa creer que vives y existes en libertad cuando apenas subsistes en un mundo (auto)controlado.

Santiago fundamenta sus letras en Deleuze, Foucault y Bauman y a partir de ellos convoca a pensar en las “nuevas fuerzas que ya están llamando a nuestras puertas”. Se refiere a las Sociedades de Control en sustitución a las Disciplinarias cuya decadencia es hoy inobjetable, tanto como la crisis carcelaria cuya seguridad recientemente ha acabado con la vida de cuatro internos en medio de una jarana que incluyó alcohol, armas de fuego y otros “atributos” a la falta de moral de las autoridades penitenciarias que suelen aprovechar la indiferencia del Estado. Seguir leyendo “Presos en libertad (Los Tiempos, 2014)”

Esas manos cómplices son las que yo amo

amor1[1]Mmmm, las manos, su poder es asombroso. Este 2014 cumpliré 20 años de matrimonio gracias a un par de manos que quisieron medirse.

¿1988? Tal vez. Era sábado.  Andábamos por “el avión”, allá abajo en la zona Sur. Estábamos buscando una dirección para entregar un carrito de supermercado lleno de fiambres Dillman. Él era el conductor del espacio televisivo, yo la modelo de a mini, con rulos sueltos y la cara pintada, muy pintada. Era modelo ¿cómo más podía lucir?

Ambos habíamos sido contratados por el Patato Méndez que había creado un espacio de juego auspiciado por esa industria de alimentos en su programa Súper Sábado que nacía en aquel entonces en la avenida Salamanca y Antezana, en Canal 4 ATB.

Yo no coordinaba una, pero no importaba, sólo era la modelo o sea el adorno, algo así como el florero…tenía 15 o tal vez 16. Él era todo un avanzado en las artes de la conducción televisiva y de la conquista. Seguir leyendo “Esas manos cómplices son las que yo amo”

“Quiero ser Presidente”

IMG_1255
!Quiero ser Presidente, ahora!

Esta historia se desarrolló hace un par de días mientras charlábamos con mi hijo de nueve años.

La cuento porque a través de sus deseos sentí que lo que hacemos los adultos no siempre es lo correcto. ¿Lo correcto?  ¿Es posible que un niño pueda estar mejor ubicado que un adulto?

Y dice así: Seguir leyendo ““Quiero ser Presidente””

Gracias Cochabamba

DSC_4047-1Mil veces gracias te digo Cochabamba querida; tantas veces que te cansarías. Gracias por todo lo que me das, por todo lo que has hecho por mí.  Y son tantas veces las que te agradezco que ya te escucho en quejido: “mucho me dices gracias”…sí, lo sé, lo sé, te diría…y lo volvería a hacer.

No eres perfecta ¿Quién lo es?

Dicen que tienes muchos defectos, identifico algunos…igual te quiero, señal de un amor verdadero.

Reconozco que palabras no encuentro; que mi inspiración se retrae ante tanto sentimiento que no me permite siquiera ordenar mis ideas para decirte cuánto te quiero.

Sé que no eres la más linda, que son infinitas las que te superan; pero yo te quiero así como eres, para mí es suficiente: aquí vivo, aquí muero, gracias por ese privilegio.

Estoy en deuda contigo. Cada día cuando me encanto con tu belleza, pienso en la manera de retribuirte. Y a pesar de haberte dado tres hijos, de entregarte mi esfuerzo y regalarte mis pensamientos que con mis dedos defienden tus derechos y denuncian los intentos deshonestos, siento que sigo en deuda.

Aquí estoy para ti y por ti, cuenta conmigo en ese intento por ayudarte a ser mejor.

!Gracias Cochabamba!

“Con razón” ¿tendríamos que decir? (Los Tiempos, 2014)

“Qué burra es ésta”, expresó un hombre que estaba con su hijo y hermana  luego de que terminara una conversación telefónica con su pareja en el aeropuerto de Riberalta.  Si el diálogo fue rudo, el comentario final confirmó el perfil desconsiderado y machista del sujeto. Su hermana, una persona adulta, se quedó callada y el niño que podía haber sido hijo de la mujer a quien el sujeto llamó burra, también; silencios de aceptación que acaban otorgándole razón al violento. Que a nadie le asombre que mañana le resulte normal a ese niño tratar de burras a las mujeres.

Uno de los disfraces más exitosos en carnaval es el de mujer, mujer urbana, prostituta, cholita. Los disfrazados saben que sus mejillas y bocas rojas, sus pelucas despeinadas, los globos que se colocan para simular senos y las piernas enfundadas en medias nylon corridas provocarán risa segura en un auditorio que goza viendo a hombres ridiculizando al género femenino; sí, los aplausos y risas estallan en fiesta cuando un varón “entaconado” hace su pasarela.

El insulto más atrevido que un hombre puede pronunciar en contra de otro es tratarlo de mujer. No es extraño que un grupo de varones se haya referido en Facebook a un fiscal (hijo de un exsenador del MAS) de “fiscal resentida” o  “lo único que le falta es la minifalda y los tacos altos para mostrar su verdadera profesión de prostituta de la fiscalía”.

Si así se expresan ciudadanos comunes y corrientes ¿por qué fue tan criticada la estupidez referida por el candidato a primer Senador por Cochabamba Ciro Zabala? ¿O el trato abusivo que Doria Medina dispensó a la esposa de uno de sus hombres fuertes diciéndole “no me jodas o te envío a Trinidad a trabajar”? ¿O que una Diputada defienda a un Alcalde asesino porque “la culpa es de la cerveza”? ¿O que un grupo de mujeres celebre las manoseadas de su jefe político en cargo de Alcalde? ¿O por qué se escandalizan con los chistes sexistas del primer mandatario?

Comienzo a creer que preocupa más la condición política de estos señores que sus posturas machistas; es decir ¿se sentencia el desliz de X para arruinarlo políticamente? ¿Se rechaza la actitud de Y para bajarlo en las encuestas? ¿Se critican las deslenguadas de Z  por su posición política? ¿Importa más lo político partidario que la violencia machista? ¿Son frases acomodadas al calor de una gresca electoral donde la mujer, una vez más, es tomada como objeto útil?

Todo indica que sí porque en el fondo a nadie le molesta que un grupo de “caballeros” llame de prostituta a un fiscal o que el público aplauda a rabiar a hombres disfrazados de mujer.

Tampoco es extraño pues que los taxistas de Aramco hayan agredido a mujeres activistas cuando éstas les pedían que guarden un minuto de silencio por las víctimas de feminicidio. Los choferes protestaron porque para ellos es más importante bloquear la ciudad en rechazo a la pintada de sus carros que el asesinato de cien mujeres en lo que va del año.

¿De qué carajos estamos hablando, señores? De un Comandante departamental de la Policía que agrede física y psicológicamente a su esposa durante 24 años de matrimonio; de 7 policías implicados en la presunta violación de una joven con capacidades diferentes; de 3 militares destituidos esta semana por asesinar a mujeres…¿continúo?

¿Con qué moral vamos a exigir a nuestras autoridades que actúen diferente si en casa insultamos, pateamos y asesinamos a nuestras esposas, hermanas e hijas? “Con razón” ¿tendríamos que decir?

Para acceder a la publicación de Los Tiempos:

http://www.lostiempos.com/diario/opiniones/columnistas/20140911/%E2%80%9Ccon-razon%E2%80%9D-tendriamos-que-decir_273443_600654.html

No hay peor ciego que el que no quiere ver

Esta no es una reflexión política partidaria porque me he prometido no referirme al tema en estos tiempos electorales en los que todo, todo puede ser llevado al terreno político.

A diario recorro el mismo camino y a mi paso veo dos obras que me provocan cierta satisfacción. No me interesa quién las haya hecho, me da igual la verdad, aunque es honesto mencionar al autor: el Cholango, sí, su foto está ahí en unas gigantografías gigantes… como para no perderse.

Me molesta que ciertos opositores digan que este 14 no hay nada que entregarle a Cochabamba, no es cierto. Yo lo veo y eso que no soy masista; pero las veo, veo dos obras grandes, bonitas, imponentes y creo, importantes para la zona norte. Importantes siempre y cuando sean bien empleadas y no constituyan elefantes blancos o una especie de “edificios discurso”. Ambas deben constituirse en el medio para transformar dos aspectos que por el momento dejan mucho que desear: educación y seguridad. Seguir leyendo “No hay peor ciego que el que no quiere ver”