Mi mano y su corazón


Caballos-Corriendo_Imagenes-de-Animales_09[1]Ahí estaban los dos. Sólo se tenían el uno al otro. Nadie más con ellos. Llegamos nosotros y nos maravillamos con su presencia, mi hijo más que yo.

Los miré y me llené. ¿Quién hizo esto? Tan grande, tan hermoso, tan perfecto, me pregunté. Eran fuertes, grandes, soberbios. Un cuerpo hecho de fuerza y energía, de perfección si no fuera por un alma triste y sufrida por el abandono, así lo expresaban sus ojos.

Quería hablarles…y les hablé. Quizá me entendieron, es probable que sí y que por un momento haya copado su existencia.

Mi hijo no quería acercarse, demasiado grandes para su tamaño. Extraños para su hábito; pero los miraba fascinado. “Qué grandes, qué bellos”, me dijo extasiado.

Ven, acércate, le dije. Y yo con miedo, miedo que no podía tener, la vida me había puesto de ejemplo. En otra circunstancia no hubiera hecho el esfuerzo de tocarlos, pero tuve que hacerlo y fui feliz.

Un aire de confianza sintió mi pequeño que se debatía entre el ánimo y el desánimo por hacer lo mismo…no fue suficiente y se negó a hacerlo.

Seguimos caminando y encontramos otros ejemplares más bellos. Una vez más el miedo hacía presa de mí, pero era más fuerte la convicción de ser el ejemplo y de demostrarle que la vida no está hecha para cobardes.

Ven, no le tengas miedo, insistí con mi hijo. No pasa nada, no te hará daño, ven.

El niño comenzó a dar pasos, inseguro y temeroso, se acercó. “Ya, pero con tu mano”, me dijo.

Me acordé que era su madre y  pasaron por mi mente 12 años de enseñanza, de vida, su vida, la  de mi Santy…un bebé prematuro pero bien formado, llorón pero fuerte…ese niñito que no gateó porque se decidió a caminar directamente; un niño inquieto en extremo, inteligente y artista de la vida. Sí, quiere ser actor de Hollywood, dice que me enviará pasajes una vez al año para que vaya a visitarlo. Un niño hermoso y conquistador que le va mal en mate pero bien en dibujo…es que es un dibujante de historias, de sonrisas, hace caricaturas pero como él se las imagina, como él las ve, como a él le gustan.

Minutos antes de llegar a destino, mientras íbamos en el auto, le pregunté cómo me recordaría. Como una persona que te gusta comer, que escucha música fuerte y que es medio alta, me dijo en su inocencia…yo esperaba algo más profundo…me reí mucho, mi hijo me recordaría así y es que así es la vida, así de simple y simpática…solo un adulto me hubiera  dicho lo que yo quería escuchar. Por suerte existen niños que dicen la verdad en esa inocencia que nos reubica en la posición correcta.

Sólo con tu mano, me había dicho. No la podía retirar, habría sido traición. Entonces puso su manita sobre la mía y a través de ella sintió la magia de la caricia. Poco a poco fui retirando la mía y se quedó la de él sobre el lomo de esa bestia maravillosa, fuerte y tierna.

El Santy feliz…pero yo dichosa, soy su madre entonces el sentimiento de él se duplica en mí.

¿Cómo enseñarle confianza a un hijo? Cómo enseñarle valor? Cómo enseñarle ganas, valentía, decisión, garra, fuerza?  Ahora lo sé.

Luego de acariciarlo, recuperar la confianza y disfrutar de la vida, él y yo nos fuimos.

Sabías que el Evo quiere ese terreno para construir un estadio, le pregunté mientras caminábamos por el extenso campo. Me volvió a sorprender su respuesta. ¿Y dónde se irán los caballos?

¿Y a quién carajos puede importar a dónde se van los caballos sino a un niño?

Él, esta vez, me enseñó el camino de lo importante…sin mano que lo guiará, solo con su corazón latiendo…puro corazón.

Anuncios

6 comentarios en “Mi mano y su corazón

  1. Ximena Panozo

    Me gustó la historia y a mi también me pregunta mi hija que harán con los caballos y es tan difícil tratar de justificar los hechos de los adultos en esa inocencia simple y sin doble sentido. Gracias por compartir con nosotros tus palabras

    Le gusta a 1 persona

¿Quieres comentar?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s