La viveza criolla de dos típicos pelotudos


tontos_1[1]Voy y me siento junto a un hombre que aparenta tener mi edad, el triple de tamaño y diez veces más hablador que quien escribe (eso es mucho, créanme).  A su lado, otro hombre le hace el contrapunteo en un diálogo que refleja la más triste de las vivezas criollas.

– ¿Dónde estás trabajando, pues?

– En COMTECO hermano.

– ¿Y cuánto tiempo ya estás, che?

– Voy a cumplir diez años.

– ¡Puta! Vos ya estás servido, viejo ¿ganan bien, no?

– Puta sí hermano, cada aumento es pues de 600, 700. Pagan antigüedad, bien es      viejo.

– Yo tenía pues que entrar a COMTECO, no ve que hice la campaña del fulano, pero puta el tipo no me consiguió nada.

– Debías haberlo jodido.

-Todo el 2011 lo he llamado, le he dicho aunque sea meteme al call center. Pura mujer entra ahí pues, me dijo. Mentira, cuando yo llamo me contestan también hombres.

– Si pues…qué huevada hombre.

– Las oportunidades se presentan una sola vez en la vida y hay que saberlas aprovechar.

– Ohhhh, claro pues viejo.

Mientras esta charla se desarrollaba, pensaba que nadie más querría sentarse a mi lado y comentar algo con el temor de que luego lo relatara en este blog. Eres tremenda, me decía “para mis adentros”…luego me respondía: los tremendos son estos dos típicos pelotudos sinvergüenzas.

Y mientras trataba de entender mi conflicto ético, suena el celular del que trabaja en COMTECO hace casi diez años:

– Ah, sí señora, cómo está. Sabe, no estoy en Cochabamba, estoy en Tarija, el martes vamos a solucionar el problema ¿ya? Le dice.

¿En Tarija el tipo? Si estábamos en la zona norte de Cochabamba, cerca al Sombrero de Chola.

–  Mi mujer es arquitecta y nos dedicamos a construir viviendas. La que me ha llamado es una vieja de mierda que jode y jode para que le entreguemos su departamento.

Hasta aquí, ya había escuchado suficiente…claro, de manera accidental, hubiera preferido no escuchar a esos dos “señores” que conversaban tan abiertamente sobre sus oportunidades aprovechables,  viejas de mierda y viajes a Tarija.

La cereza estaba por llegar:

– ¿Cuántos hijos tienes?

– Una parejita y el tercero por venir.

–  Yo tengo dos, hermano, bueno tres en realidad, uno lo tuve previo…o post…post es después, no?

– Sí.

– Entonces previo al matrimonio. Ya tiene 11 años mi hijo, es hombre.

– ¿Y dónde está él?

–  Ah, no sé hermano, vive con su madre, yo tenía 30 años cuando mi hijo nació y la ñata quería agarrarme, no pues viejo.

Fue suficiente. Me paré y me fui pero antes les vi bien la cara a ambos por si algún día me los encuentro y deba huir lejos, lejísimos de ellos.

Mientras caminaba pensaba en el título que le pondría a esta historia que lamentablemente refleja el sentir, pensar y ser de algunos mortales varones de clase media…esos típicos patanes mediocres buscapegas y nada raro pegamujeres.

Qué pena, dije….ahora, claro, quizá la culpa la tenga yo por escuchar lo que no debo….y más culpable aún por escribirlo después.

La verdad es que si no lo cuento no podré dormir. Hoy fue un día de terror y esta historia es tan solo una de un par que me tocó padecer….me las reservo para los siguientes días.

Buenas noches.

Anuncios

5 comentarios en “La viveza criolla de dos típicos pelotudos

  1. gary

    El haberlo contado de esa manera hace ver lo rutinario de nuestras vivezas criollas que de haber hay muchas seria hermoso que escriba relatos de este tipo y del dia a dia, para ver quienes se identifican silenciosamente y entre nudos de garganta digan mirandose al espejo quien sera noo jajaja. . muy buena historia …felicidades!!!

    Le gusta a 1 persona

  2. Eduardo Chumacero

    Mónica:

    Tienes tanta habilidad para relatar y tanta experiencia que definitivamente tienes que escribir novelas o cuentos o dramas. Yo seré el primero en comprar tus obras. ¡Felicidades!
    Eduardo

    Me gusta

    1. Gracias Eduardo, qué atento. Me levanta el ánimo, pero creo sinceramente que no estoy preparada para afrontar una historia más compleja que las que suelo narrar. Quizá con el tiempo lo logre….gracias por alentarme de todas formas y por su consideración.

      Me gusta

¿Quieres comentar?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s