El desfile del orgullo gay


ImagenQuienes leen con cierta frecuencia mi columna Sin pelos en la lengua  o se han paseado por este blog por una u otra razón, han advertido que me declaro a favor de la unión de parejas del mismo sexo. Esto me ha hecho merecedora del repudio y crítica dura de cierta parte de la población, masculina en su mayoría.

Vale la pena reiterar que no tengo problema alguno en aceptar la unión de dos personas del mismo sexo, si quieren llamarle matrimonio, bienvenido, tampoco tengo problema en llamarlo así.

He dicho más de una vez que existen parejas del mismo sexo que son más sanas y estables que las heterosexuales; he dicho también que no estoy de acuerdo en considerar que los gays o lesbianas tengan algún problema o desviación sexual  ni que signifiquen un riesgo para la población. Los considero gente tan normal o anormal como cualquiera que gusta de una persona del sexo opuesto.

ImagenConozco muchos gays y algunas lesbianas; he conocido también a bisexuales y por supuesto que conozco a los que llaman “normales”. Con todos me llevo bien o mal, dependiendo circunstancias ajenas a su condición de género y preferencia sexual.

Quiero decir, por si no queda claro, que me da igual si una persona es heterosexual u homosexual. Las valoro por su calidad humana y simpatía y no por sus preferencias y delirios sexuales, esto en el entendido que no soy quién para juzgar lo uno ni lo otro…quien sabe los delirios que yo tengo y tampoco estaría dispuesta a que alguien me juzgara por ellos. Entonces, como quien dice, respetos guardan respetos.

Ahora bien, una vez dicho esto, quiero opinar sobre el espectáculo que se llevó a cabo anoche en Cochabamba, el desfile del Orgullo Gay. No asistí porque no me interesa, pero si lo vi por televisión en el noticiario de la mañana.

Me pregunto ¿cuál es el propósito de un desfile de esta naturaleza y con estas características; es decir, un desfile por la reivindicación de la libertad sexual no significa un desfile de disfraces, cierto?

Lo que se ve cada año es una pasarela de payasos disfrazados de eso: grotescos payasos pintarrajeados con pelucas, maquillaje de carnaval y disfraces de lo mismo. ¿Es que los gays representan eso? Las lesbianas deben igual, disfrazarse de arlequines, pingüinos y constructores para manifestar que son lesbianas? ¿O los homosexuales deben subirse a tacones de fantasía, con medias de colores, calzones brillantes, vestidos de lentejuelas o maquillajes de bufones para decir que ahí están y que quieren respeto?

Vaya, conozco varios homosexuales que son muy normales, de jean, pantalón de vestir, camisa, polera, tennis, o zapatos de banquero, y está bien.

¿Será que todos los homosexuales alucinan con disfrazarse de payasos?

¿Será acaso que yo estoy concibiendo mal la personalidad gay?

Repito, los respeto y quiero, pero no dejo de cuestionarme por qué tienen que ofrecer este tipo de espectáculos tan grotescos, carnavalescos y faranduleros? ¿Por qué no desfilan como son siempre, gente normal?

Me parece que este tipo de desfiles tergiversan la personalidad de ese individuo con preferencia sexual diferente. Me pregunto si todos los homosexuales y lesbianas estarán de acuerdo con este tipo de manifestaciones callejeras y si consideran que estos disfraces y demás, les ayudan a ser aceptados por una sociedad que si bien tiende a abrir su mente aún, no lo hace por completo.

El público presente se manifestó muy a favor y encantado con el desfile de anoche, y me parece bien, pero me late que muchos de los asistentes se pierden en su apreciación y creen estar presenciando un desfile propio de carnaval. Y claro, siempre resultará interesante ir a ver gente en bolas, con algunas lentejuelas tapando los tobillos y espalda, con maquillajes como los que se ve en el Circo del Sol, y pelucas de teatro…¿así quién no?

Entiendo que esta comunidad no  es y no debe ser objeto de burla ni consideración extraña ni desproporcionada. Son gente normal, pero discúlpenme, yo también soy gente normal y no ando por la calle en traje de prostituta o payaso. En todo caso, me reservaría esos atuendos para la privacidad de mi habitación matrimonial porque me parece que ni me hacen más valiente, ni más sensual ni más femenina.

¿Será parte de la estrategia de la comunidad gay?

ImagenRepito, ¿todos los homosexuales sueñan con disfraces como los que se vieron anoche?

¿Será que los gays necesitan disfrazarse para ser aceptos?

¿Dónde nace esta moda o costumbre incluso de transformarse en algo que no son?

¿No será que por culpa de estas expresiones, aún cuesta aceptar el matrimonio gay, o la adopción de niños por parte de parejas del mismo sexo?

Por favor, ayúdenme a entender esto porque yo solita no logro hacerlo.

Y claro, se agradece respeto en sus apreciaciones…como debe ser.

Anuncios

3 comentarios en “El desfile del orgullo gay

  1. Si tomo la libertad de responder a este post, se debe a que detecto la existencia muchos errores de apreciación de lo que en sí, significa ser un hombre Gay o parte de las poblaciones GLBT.
    Y creo que sí, pasa por concebir mal la personalidad gay. O creer que existe alguna como parámetro para simplificar la ya compleja diversidad del ser humano o de los grupos humanos.
    En varios de los mensajes emanados de ese post, solo destacaría que se pone en manifiesto creer que se tiene una clara idea de lo que ser Gay significa. Y como en algún otro párrafo, menciona que usted no es “homosexual”, sino parte del grupo de los normales, creo que dicha idea podría pecar de “disfrazarse de lo que no es”. Pues para entender lo que significa Ser Gay, y especialmente, lo que significa ser Gay en Bolivia y manifestarse por ello, se precisa vivir la experiencia en carne propia.
    Asi mismo, es evidente el uso de varios sustantivos y adjetivos que no corresponden a un discurso educado en la Diversidad Sexual o de Género. Y creo correcto aclarar los más importantes:
    No existen homosexuales. Esta definición caduco, cuando “la orientación homosexual” salió del Manual DCMIV de psiquiatría, un 17 de Mayo de 1990. Con ello, se cierra un ciclo histórico (antecedido por otros que los denominaron Sodomitas, perversos e invertidos), en el que se calificaba a Gays, Lesbianas y Bisexuales como enfermos mentales y peligrosos socialmente. Con este avance, también progresaron las investigaciones y estudios sobre la diversidad no solo sexual sino también de género. El término homosexual, es hasta etimológicamente impreciso (homo – hombre, sexualis – sexual), pues solo menciona a un hombre sexual. La solo utilización de este término, actualmente refleja una carga homofóbica implícita, por cuanto la sola palabra define a estas personas con una orientación sexual diferente a la heterosexuales, como seres centrados en una dimensión sexual olvidándonos asi, y los desprovee de otras dimensiones de su identidad y de su humanidad.
    Esta orientación sexo-afectiva distinta a la heterosexual, no puede calificarse como preferencia sexual. Pues esta no muda en el tiempo, no se extingue, y no está a merced de la voluntad. Hacer el amor por las mañanas o las noches, ducharse antes del coito, o elegir la cama o el sofá, son preferencias de carácter sexual. Ser Gay, Lesbiana o Bisexual, no lo son. La lucha de este movimiento, es precisamente para que se entienda como algo natural y humano.
    Otro aspecto que representa una carga homofóbica evidente, es la idea de que existen personas más normales que otras. Los GLBT no somos menos normales que las personas con orientación heterosexual, ni tampoco lo somos, los que elegimos no usar jeans, camisas o zapatos de banquero. Y tampoco consideraría anormal a alguien que tenga natural predilección por lentejuelas, ciertos colores o usar maquillaje, del modo en que su propia identidad demande para mirarse al espejo orgulloso por ser quien es.
    Y seguramente hay otros términos en los que se sigue precisando educar: matrimonios entre personas del mismo género, identidades y expresiones de género, etc. Pero todo esto, será motivo de otro post especializado en estas terminologías y sus significados para nuestras poblaciones GLBT.
    Volviendo a lo que nos interesa, que es el clarificar lo que significa este cúmulo de expresiones del SER, que en Cochabamba denominamos Marcha Departamental de las Diversidades Sexuales y de Género (aclarando también, que no se trata de una Marcha por el Orgullo Gay).
    Para los que no lo perciben aun, esta marcha es una plataforma para que Gays, Lesbianas, Bisexuales, personas Trans, Transformistas y aliados de otras diversidades, puedan afianzar el derecho humano a su identidad. Así mismo, la marcha es una denuncia de la discriminación aún persistente, y a su vez, una propuesta artística, cultural y política con fuerte influencia de procesos identitarios.
    No es una novedad, de que la sola presencia de los GLBT ha transformado muchos aspectos de nuestra historia social, siendo su principal trinchera, la del arte y la cultura, y otras manifestaciones estéticas, poéticas y eróticas. Quizás el mundo no será igual después de la poesía de Safo o Walt Withman, la música de Tchaikovski,Freddy Mercury o Jaime del Río, los escritos de García Lorca, J.R. Tolkien o Virginia Wolf, las concepciones estéticas de Yves Saint-Laurent o Jean Paul Gaultier, o las miradas de Pedro Almodóvar o Francois Ozon, y los aportes de muchos otrxs, con miradas irreverentes contra la “normalidad de turno”.
    Por este motivo, creo que es muy respetable salir a las calles, como una comunidad con un discurso abierto a esta diversidad sexual, de género y humana en sí misma; ponerse plataformas o lentejuelas si con ello se consigue que la gente grabe para siempre estas presencias y aprenda a respetarlas, y ponerse todo el maquillaje que le permita a cada cual el afirmarse, crearse o reconstruirse, aunque la gente lo tache de payaso o de algo grotesco. Y si hay que andar “en bolas”, para reclamar por la injusticia y la marginación, entonces quizás los cuerpos deban ser el instrumento para luchas pacíficas pero reivindicativas.
    Nuestra marcha en suma, es un proceso social al cual se adhieren todxs aquellxs que desde su identidad, desde su marginación por ser quienes son, o su ilegalidad por amar a quien aman, tienen algo que decir, y que en esta noche, desde una comunidad de intereses y de personas, finalmente son capacesde cambiar el modo en que son definidxs por terceros, y aprenden a definirse a si mismxs. Este, es seguro un proceso que tomara muchos años, hasta que estas “diferencias” puedan ser no solo aceptadas, sino valoradas en el día a día.
    Mientras tanto, saldremos cada año a marchar, mientras queden personas poco respetuosas de esa diversidad, que nos miren desde afuera y pretendan definirnos. Ahí estaremos, para motivarlxs a que ellxs aprendan a definirse y a sumarse a comunidades que lxs respeten y valoren. Pero mientras esos días llegan, todos están invitadxs a marchar con nosotrxs.

    Me gusta

    1. Conmigo no se justifica estar a la defensiva, en varias oportunidades -como ha podido leer en el blog- he apoyado a la comunidad que usted menciona lo cual me ha costado una serie de distintos y fuertes problemas, como también ha podido leer seguramente.
      No me considero una persona normal y tampoco considero que ustedes sean anormales, eso lo dejé bien claro siempre por eso me extraña su texto con una suerte de “ataque” a mi persona que solo peca de decir lo que cree respecto a un desfile que considero no es la mejor forma de educarnos….si ignoro la terminología, como la mayoría de las personas, seguramente, es porque lo único que se ve de ustedes es pues este desfile grotesco y raro….que no educa para nada, cierto?……yo lamento que esto suceda pues no tengo ningún problema con este grupo de personas, al contrario, los respecto y mucho, tengo varios amigos gays y seguramente conozco un par de lesbianas, y me da igual…todos ellos lucen “normales” y no necesitan -creo- disfrazarse no pintarrajearse el rostro. Yo soy mujer, bien mujer y no necesito subirme a un par de plataformas ni ponerme lentejuelas para decir Aquí estoy….mi ser mujer lo represento como eso, como soy, sin disfraces que exageren mi personalidad. Si no uso la terminología, le pido disculpas, nadie me la enseñó, sería bueno que ustedes hagan un esfuerzo más honesto en divulgarla. Yo estaría feliz de comprenderla de menor manera. Un saludo.

      Me gusta

¿Quieres comentar?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s