El Reloj del Sur, !qué cosa fantástica!


ImagenAhora nos venimos a enterar del otro regalito a los 16 Presidentes y demás delegados que asistieron a la Cumbre del G77+China: Un reloj, el “reloj del sur”. El gobierno del presidente Evo Morales habría mandado a hacer unos 200 ejemplares de fino y costoso material, y de un ingenio más que sorprendente, revolucionario, sin duda.

Contra cualquier pronóstico, este hecho, más allá de la anécdota de propiedad del Estado Plurinacional, se constituye en un insoslayable referente para el mundo de la razón porque desafía la física, la lógica, la matemática, el tiempo pues; pero no solo eso que no es poco, desafía la historia de los pueblos y la paciencia del nuestro y se adentra en el mundo de lo subjetivo, aquel que defiendo de tanto en tanto. Subyace (oh, imponente palabra)…subyace lo material, lo pensado, lo racional, lo concreto, lo objetivo… ¿nos convencemos de ello?

i[1]El reloj del sur se constituye en una nueva preocupación no solo para quien escribe a quien le costó muelas aprender la hora (en segundo de primaria, salía huyendo del aula y me encerraba en el baño del “Americano” a llorar porque mi cabeza no entendía “la hora”; trauma infantil bien asimilado en cualquier caso: jamás me he permito un minuto de retraso gracias al complejo del reloj y la hora, aunque creo que no es por el reloj, sino por jodida), es también un reto económico para el Ministro de Educación quien tendrá que cambiar las páginas de los textos escolares de primaria dedicadas a la unidad temática “La Hora”…otra inversión más para este millonario y nacionalizado país plurinacional.

A los 41 años cuando había encontrado la fórmula, me alteran los ingredientes y me dicen que el reloj se lee al revés. Ya decía yo ¿por qué todos tenemos que seguir el modelo, porque no podemos ser diferentes, únicos, originarios, digo originales? ¿Por qué?

El reloj del sur nos dice que dos más dos puede ser también cinco, diez o la cifra que nos dé la puta gana, corroborando que toda verdad es relativa, y que los polos no son un accidente cósmico sino un capricho filosófico del imperio. Y como todo puede ser posible siempre y cuando sepamos justificarlo como bien asegura el Constructivismo, a partir de hoy, el sur puede ser el  norte, y el norte por qué no estar en el sur.

Mierda, cómo ansiamos ser del norte. Otro trauma infantil que había estado incrustado en la piel morena de estos lados. Criticamos al norte y lo admiramos más que a la madre queriendo ser del norte y mandarlos a los del norte al sur. ¡Qué sufran carajo! ¡Al sur mierda!

Hablando de complejos infantiles, otra cosa que me costó comprender y hasta ahora no lo hago es el connotado complejo de inferioridad y superioridad. Esto de la Psicología es cosa de locos. Intuyo que detrás de las manecillas que giran al revés, se mueve un monumental complejo de inferioridad de algunos funcionarios de gobierno. El querer ser es pues tan imposible de controlar que ahí tenemos un reloj del sur que nos recordará cada segundo, cada minuto que los bolivianos no solo tenemos problemas de identidad sino de hora. ¿Alguna novedad acaso?

¿Y a quién importa esto del reloj del sur? Pues a mí por razones de cierto trauma de infancia y que ahora se convierte en un trauma de madre. Mi hijo de nueve años me confesó el otro día que no entendía eso de “y cuarto” y “menos cuarto”….y yo, nada más que yo, la que se escondía en el baño a sufrir por ciertas limitaciones cognitivas expuestas a la complejidad del reloj, se puso a explicarle el “y cuarto y el menos cuarto”….esta mañana el niño me miró con ojos de desconfianza…se le cayó su madre…había sido posible leer el reloj al revés. Su madre y su conocimiento quedaron por los suelos, al mismo nivel que la estupidez, nooo, que la mentira y el engaño. Tuve que salir con una explicación esotérica que lo dejó igualmente confundido pero que me permitió recobrar algo de reputación.

 ¡Vaaa!, dije, total, quién tiene la cosa clara.  Al niño le vendo gato por liebre, después de todo, la vida es una mentira disfrazada de verdad. Ahora vivimos en el norte y el sueño americano comienza a ser una realidad. ¿Qué cosa fantástica?

Anuncios

8 comentarios en “El Reloj del Sur, !qué cosa fantástica!

    1. ¿Innecesario? !Qué sacrilegio!….es tan hermoso mandar al carajo a quien se merece…o a la mierda a quien también anda por el camino….o decirle por ejemplo, puta que te amo!!!! Prescindir de esas “entonaciones”? ¿cómo es posible eso?

      Me gusta

  1. Eduardo Chumacero

    Mónica:
    Hace dos días me enteré de los relojitos… e inicialmente me pareció que era chiste, pero luego lo vi y lo oí al canciller… quede perplejo. Ya no sabe el gobierno qué mas hacer para llamar la atención de la gente en torno a su “revolución” con el agravante que los ideólogos que hacen estas cosas, en primer lugar el canciller, están absolutamente convencidos de que tienen la verdad. Me ha gustado mucho lo que has escrito y también lo de la “chatura moral”. Me es muy satisfactorio ” leerte”.
    Eduardo

    Le gusta a 1 persona

  2. Marusa Fily Macias

    Mónica preciosa
    Jamás el “Ego” de ciertos individuos(Evo) sera alterado,pues soplan vientos” linereados” en la presidencia y todo cambia para mal del pueblo,en contra del reloj natural de su vida cotidiana.
    Muy bueno como siempre el artículo suyo,al pan pan..al vino..vino.

    Me gusta

  3. Paola A. Villarroel

    Estimada Doctora.,
    Antes que nada, gracias por sacarnos una sonrisa con sus artículos. En especial el de hoy, que de tan buena manera, deja en evidencia algo de lo que la mayoría no quiere hablar “una crisis de identidad nacional”, provocada como usted bien lo ha dicho por complejos muy acentuados de superioridad e inferioridad. Lástima que no se hable de esto abiertamente y que en vez de afrontar sus fantasmas algunos funcionarios de gobierno gasten nuestro dinero en “Querer Ser” y no en actos que beneficien al pueblo, que es quien en realidad paga por sus caras “muestras de ser”, como los relojitos que regalaron.
    Saludos Moni,

    Me gusta

¿Quieres comentar?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s