La Reforma Educativa no fue una Ley científica (Los Tiempos, 2014)


En mi columna “Contradicciones técnicas en el currículo educativo” publicada por este medio en febrero de 2012, mencioné que el debate de la Ley de Educación vigente debía estar fundamentado en su sustento pedagógico. Después de tres años y medio de su promulgación, esta normativa está en boca de opositores con argumentos falaces y parcializados.

Provoca tristeza que algunos opositores “feliciten a los maestros” por las marchas y huelgas en contra de esta Ley cuando ni los unos ni los otros exponen razones sensatas. ¿Es consigna felicitar a quienes se constituyan en circunstanciales enemigos del gobierno? ¿La inoperancia de la oposición obliga a felicitar al primero que proteste? ¿Cuánto comprenden estos voceros de la Ley Educativa como para “felicitar” las revueltas de un grupo Trotskista?

El Magisterio urbano se opuso a la Reforma Educativa (Ley No. 1565) calificándola de “Ley maldita, capitalista, impuesta por el Banco Mundial y ajena al contexto boliviano”. Hoy, el mismo Magisterio se opone a la 070 porque asegura que es una Ley “anticientífica”. En esto último me detengo y pregunto ¿La 1565 fue una Ley científica? ¿Con esta Ley se ha formado científicos?

Discúlpenme pero en esto discrepo porque a la realidad me apego.

Primero, el producto (bachilleres) de la 1565 presenta dificultades hasta en las más básicas exigencias del método científico como caracterizar paradigmas y enfoques investigativos; diferenciar un método teórico de uno empírico; aplicar una técnica acorde a la solución que demanda el problema; redactar la introducción y la justificación de un documento científico; interpretar resultados y obtener las conclusiones que de estos se deriven, etc.

Segundo, para nadie es novedad que las materias “científicas” son las que reportan mayor tasa de repitencia no solo en la educación regular (escuela y colegio), sino también en la universitaria.

Tercero, el sistema educativo boliviano tanto en el nivel Secundario como Terciario no ha formado competencias investigativas en los estudiantes razón por la cual las universidades se han visto obligadas a poner en vigencia una “oferta variada” de modalidades de titulación como alternativa a la (temida) Tesis de Grado que exige cierto conocimiento del lenguaje y método científico.

Cuarto, ¿cuántas veces las autoridades de gobierno han mencionado la necesidad que tiene el país de contar con científicos? Las exigencias que traerá consigo la industrialización de los hidrocarburos, por ejemplo, demandará profesionales que, en este momento, no abundan.

Cuando la realidad alza la voz no admite retóricas que pretenden camuflar intereses sectoriales. Más claro: ¿A los maestros huelguistas les interesa el rigor científico con el que se vaya a formar al bachiller o su lucha es por la afectación económica como consecuencia de la disminución de su carga horaria?

La Ley 070 no es la panacea pero tampoco el diablo; intenta ser una alternativa a reformas que no han dado los resultados esperados; y se merece -como todas las demás- tiempo y el concurso y aporte de quienes entienden de Educación.

Esta Ley tiene debilidades mucho más susceptibles de crítica que la supuesta ausencia de rigor científico atribuible a la reducción de la carga horaria de Física y Matemática; si vamos a ser exquisitos discutamos su sorpresiva e improvisada implementación; su complejo sistema de evaluación de aprendizajes; la ideologización del programa de formación de maestros; la construcción anárquica de los Proyectos Sociocomunitarios Productivos; la rebuscada semántica que la adorna y que dificulta su puesta en práctica; la gestión académica de los objetivos holísticos; y/o, finalmente, discutamos cómo esta Ley va a solucionar las patéticas deficiencias ortográficas de esos voceros que -precisamente- se han formado con la 1565.

Anuncios

2 comentarios en “La Reforma Educativa no fue una Ley científica (Los Tiempos, 2014)

  1. Eduardo

    Mónica:

    Muy pertinentes las observaciones. Me ha gustado el artículo y además ha sido un estímulo para que yo, a mi vez, escriba algo al respecto. De modo que ya tendrás mi punto de vista.

    Eduardo

    Me gusta

¿Quieres comentar?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s