¿Y ahora cómo evaluamos? (Los Tiempos, 2014)


images[10]La implementación de la Ley Educativa Avelino Siñani Elizardo Pérez está generando distintas –pero previsibles- reacciones en maestros, estudiantes y padres de familia.

Esta normativa tenía que haber sido gestionada de manera escalonada en seis años pero decisiones del Ministerio del ramo han obligado a aplicarla de “golpe” este año. Este hecho de evidente improvisación sumado a un programa formativo docente tardío y en pleno desarrollo, y a las complejas implicancias de una propuesta “revolucionaria” y transformadora, ponen en duda la propia capacidad y pertinencia científica y social de la Ley.

La normativa se basa en un modelo Sociocomunitario Productivo que busca la formación holística e integral del educando en una visión biocéntrica. Desde la gestión del currículo esto implica transformaciones fundamentales a nivel macro y micro; desde el trabajo en aula exige intervenciones retadoras para las cuales profesores, estudiantes y padres de familia no estamos lo suficientemente preparados, es mas, en algunos casos es tal el desconocimiento que las reacciones (lógicas) son de crítica y rechazo.

Si bien existen prejuicios respecto de la propia concepción de la Ley y de su diseño curricular que distingue las dimensiones del Hacer, Saber, Ser y Decidir, el aspecto menos comprendido es el de la evaluación de los aprendizajes que, como era de suponerse, implica transformaciones poco sutiles para una cuerpo docente acostumbrado a la calificación cuantitativa y una masa estudiantil sin experiencia en la participación reflexiva de su propio aprendizaje.

Esta Ley le exige al docente evaluar de forma cualitativa dimensiones prácticamente inexploradas como el Hacer, el Ser y el Decidir; y al estudiante a evaluarse a sí mismo, además que compromete la participación de la comunidad que poco entiende de pedagogía y construcción de criterios de aprendizaje.

A continuación, hago algunas observaciones al sistema de evaluación vigente:

1. Ni el currículo base ni los regionalizados explicitan criterios de aprendizaje cualitativos, quedando su identificación y redacción a la capacidad técnica (pedagógica) y afecto ideológico de cada establecimiento educativo.

2. Ni los boletines bimestrales ni finales incluyen espacios para la evaluación cualitativa por lo que de todas formas, la ponderación será numérica quedando lo cualitativo como mero entusiasmo.

3. El educando no cuenta con los criterios para valorar y decidir sobre su propio proceso formativo, y la calificación que se coloca no refleja su verdadero desempeño. Esto es grave porque los resultados de la autoevaluación se ponderan con la nota del maestro.

4. Los conocimientos y destrezas que los profesores poseen sobre la construcción de procesos formativos en las dimensiones del Hacer, del Ser y del Decidir y sus correspondientes criterios de evaluación, son limitados lo cual les obliga a desenvolverse en el peligroso terreno de la subjetividad.

5. La evaluación no está siendo concebida como parte de las experiencias de enseñanza y de las estrategias y actividades de aprendizaje; ese su carácter regulador del proceso pedagógico es el que no se está materializando ni dentro ni fuera del aula.

En síntesis, se evidencia dificultades en la comprensión, construcción y aplicación del nuevo sistema lo cual debe preocuparnos en tanto la evaluación posibilita al profesor orientar la enseñanza y al estudiante regular su propio aprendizaje; en consecuencia, las autoridades deben concentrar su atención en las voces que comienzan a pronunciarse sobre la gestión de la evaluación; los maestros deben distinguir entre las demandas de su gremio y las fortalezas y debilidades técnicas de la Ley; y finalmente, los padres de familia debemos involucrarnos y comprometernos con la educación de nuestros hijos, recordándoles que la honestidad es un principio de vida especialmente cuando de subirla en la balanza de la autodeterminación se trata.

Anuncios

¿Quieres comentar?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s