El cinturón beniano


Imagen

Luego de salir perdedora en el regateo del precio de la llevada, el chófer toma mi maleta morada y la guarda en la cajuela blanca de su coche; mientras tanto, lleno mis ojos con el hermoso paisaje cobijeño y me trepo a la aventura.

De pronto, el taxista se aprovecha de mi economía que ya conoce y me dice que me cobrará cinco pesos menos si le permito llevar a otro pasajero, le digo que está bien pero que me deja a mí primero.

El hombre moreno y grande se sube con apuro y ocupa el asiento del copiloto. Inmediatamente comienza a colocarse el cinturón de seguridad. El conductor le dice que no es necesario hacerlo. Por un instante todo se detiene y silencia, y el pasajero, sin decir palabra en clara muestra de desconcierto, insiste en cruzar por su gran cuerpo el diminuto cinturón. El chófer -algo avanzado en años y mañas-  hace lo suyo y vuelve a decirle, esta vez en portugués, que acá en Bolivia no es necesario colocarse el cinturón.

El hombre que ya había terminado de ponérselo, se enoja y le dice que él es beniano y que su trabajo es velar por su seguridad y la de los demás.

Yo, simple observadora, agacho la mirada y suelto una incómoda sonrisa que asume la vergüenza del maestrito y la molestia del pasajero; asume asimismo, la mala costumbre de los bolivianos de huirle a la norma boliviana; hay que ver cómo cumple la ley extranjera, sabe que más allá de la frontera no hay tu tía ni nadie que le meta nomás.

Entre la mudez del coyuntural e inocente trío y los deslizamientos involuntarios de la maleta morada –bien femenina ella- pienso en los cuñapés de la tarde que traen a mi paladar algo enamorado.

Anuncios

5 comentarios en “El cinturón beniano

  1. Pedro Pena

    No se que paso, puse un comentario bonito y no salio, ni modo, lo hare mas corto por flojo……hace unos 5 anios estaba de pasada por Cocha, tome un taxi e inmediatamente por costumbre gringa, me puse el cinturon de seguridad. En ese momento el taxista paro el auto y me dijo “por que se pone el cinturon??” yo le dije que era por si tuvieramos un accidente, en ese instante me pidio que me bajara por ser un “mal aguero” k le traeria mala suerte……que tal??
    En fin, no tuve mas que bajarme del taxi. Claro, ahora que vivo en Cocha me pongo a pensar cuantas muertes hay por no ponerse el cinturon? A caso tenemos carriles de 16 vias donde mueren docenas de personas??? En fin, mi novia se me hace la burla cuando me pongo el cinturon……..

    Me gusta

  2. Pedro Pena

    Yo tengo una anecdota sobre el famoso cinturon de seguridad……hace unos cinco anios cuando estaba de vacacion por este valle, me subi a un taxi e inmediatamente (por costumbre) me coloque el cinturon de seguridad, en ese instante el chofer, un tanto mayorsito, me dijo “joven (jejeje) por que se pone el cinturon, ustede debe ser un mal aguero, seguro me va traer mala suerte, por favor bajese”…….que tal, me tuve que bajar del taxi!!!! Que tal la ignorancia de nuestra gente??? Pero ahora que vivo en Cocha lo entiendo un poco……..donde hay pues, carreteras de 16 carriles donde nos podemos matar sin el cinturon?? Igual me lo pongo y mi pareja se rie de mi……

    Me gusta

  3. cicero

    Primeramente agradecer a la dra. Monica por tan ilustrativo articulo en el cual habla sobre la realidad y necesidad de sobrevivencia de los amigos del autotrasporte y con toda sinceridad le digo que su articulo es ilustrativo puesto que les da por una parte la seguridad para los que tengan el deseo y la dicha de conocer Cobija, la Perla del Acre que acoge a todos los que llegan a esta noble ciudad con una hospitalidad tan grande que se sienten como si estuvieran en su propio hogar porque eso es lo que nos caracteriza a los pandinos, es mas por si no se dio cuenta le comento que el 70 % de la población que vive en Cobija hoy dia son de distintas partes del pais, vale decir de La Paz, Oruro, Potosi, Cbba, ect. y es mas, existe un dicho que dice asi ¨EL QUE TOMA AGUA DEL BAHIA NO SE VA MAS¨ personalmente agradezco a todas y cada una de las familias que que llegaron a mi pueblo porque gracias a ellos el progreso de mi pueblo como vulgarmente decimos y sin ninguna intención de que suene como discriminación sino cariñosamente: GRACIAS A LOS COLLAS, jejeje.
    Pero mi querida Dra. no es este el motivo que me lleva a comentar su articulo porque estoy seguro que a usted como a todos los acogemos y hacemos sentir como si estuvieran en casa y disculpe que sea reiterativo en este tema y no con el ánimo de contradecirla en lo que usted vivió en carne propia es que le quiero decir que no todo lo que parece malo lo es, pues bien quiero hacerle notar algunos pequeños detalles que me parecen importante para que los tome en cuenta en Cobija cuando llega un turista y toma un TAXI desde el aeropuerto a cualquier destino que lo lleven la tarifa es de 20 o 30 BS máximo en carro y si toma una moto la tarifa es de 10 Bs. con relación a otros aeropuertos del país me parece que no está caro y en cuanto al otro temita el que es el de llevar a otro pasajeros, creo que es por ganarse unos pesitos mas porque en Cobija aun sigue vigente el famoso Decreto 21060 que a diferencia de muchos Aeropuerto de nuestro país se rige por el Sindicalismo de los Taxistas Asociados que muchas veces no nos dan elección y atentan nuestra economía y nos amedrentan cuando encontramos un taxi que nos da un precio mas barato con la famosa frase ´EL NO ES DEL SINDICATO Y NO NOS RESPONSABILIZAMOS POR SU SEGURIDAD´´ dejando en claro que por unos cuantos bolivianos no vamos a poner en peligro nuestra vida y como quien dice a pagar nomas.
    Su artículo Dra. me llevó a la reflexión y mas aun me trajo a la memoria una escena de una película Boliviana que tiene por titulo CENA QUINA, si aun no la vio hágalo sobre todo la parte cuando llegan al Aeropuerto de Santa Cruz y es asi Dra. Monica que como usted lo vivió en carne propia y derepente le fue un poco incómoda la situación le digo que usted esta en todo su derecho de no permitir que ese taxista que de repente tenga 5 hijos para por lo cual recoja a otro pasajero para ganar unos pesitos mas pero como usted dice en todos lados se cuecen habas.
    Le recomiendo que la próxima vez que venga (lo cual espero que sea muy pronto) tome cualquier TAXI con confianza.
    No me queda mas que agradecerle por instruirnos y compartir con todos los lectores sus vivencias y conocimientos.

    Me gusta

    1. Estimado Cicero: agradezco tu comentario. Fíjate que el tema del regateo del precio tiene dos explicaciones: 1. Fue solo un pretexto para iniciar un relato breve sobre una anécdota sobre la cultura del cumplimiento de la normativa. Tu eres abogado y sabes que esta es una de las debilidades en el país, lamentablemente es así. 2. Como cochabambina, estamos acostumbrados a regatear. Lo regateamos todo, tenemos fama de ser tacaños….aunque no lo fuéramos, es parte de nuestra cultura pedir la rebaja. Creo que no compramos sin rebaja incluida.
      El tema de fondo es el cinturón de seguridad. ¿Cómo es posible que el chofer insista en que no es necesario pues no estamos en el Brasil?….sabes que cuando estamos por pasar la frontera, te piden que te coloques el cinturón y/o el casco si vas en moto….por qué en nuestro país, no somos capaces de actuar igual? esa es la reflexión.
      De ahí a negociar cinco pesos y/o llevar un segundo pasajero, no son más que costumbres inofensivas. Un saludo.

      Me gusta

¿Quieres comentar?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s