!Gracias 40!


Te había perdido, pero te encontré a punto de ser eliminada.

Fue un año arrebatador. Me arrebató la pasividad en la que vivía. Me hizo experimentar situaciones bellas y no tan bellas…que me hicieron llorar de risa y de tristeza…compleja dialéctica que nos coloca en situación de aprendices, siempre.

Mi amiga Chichi dice que los 40 son tremendos para la mujer y siempre quiere hablar de eso conmigo. Hace un año Javier Bellot me mandó un mensaje advirtiéndome de lo peligroso que era cumplir esa edad. Buena memoria dirán. No, memoria selectiva se llama, resulta que el término de peligro me dejó pensando porque me dije, a quién debo temer, dónde está el peligro…hoy, sé de qué hablaba Javier.

Fue un año que transcurrió entre lo conocido y lo desconocido, como es la vida misma, la vida siempre, la vida todo el tiempo…solo que ahora lo pensamos más, lo internalizamos mejor, y lo padecemos también.

40 novedades trajeron estos 40 años. Difíciles para lidiar con ellas. Se vinieron rápido, se vinieron agresivas, aparecieron rudas, sin avisar, sin pedir permiso, ahí estaban ellas y sin flores.

¿Las lecciones? Sin mucho tratamiento. ¿Las estrategias? Algunas inapropiadas. ¿El método? Experimental, pura realidad, nada de teoría. ¿El aprendizaje? Importante, porque fue contundente, transformador.

Me sucedieron situaciones que jamás antes había experimentado. Y me tumbaron…me paré, me volvieron a tumbar, me volví a parar y aquí estoy: sobreviviente después de algunos tumbos, sopapos y azotes.

De eso se trata la vida ¿cierto? ¿Quién dijo que era fácil?

Y así escribí sobre el demonio medianero del que me habló Luis y me hizo comprender que el ñatito tenía nombre francés, que era viejísimo y salvaje. Que se venía disfrazado de vanidad, de inseguridad, de cuestionamiento, de depresión, de curiosidad, de hastío, de revolución, de intimidad, de rebelación…!qué demonio de mierda!

Y así escribí sobre mi nueva condición, tan extraña, tan violenta, tan aterradora: mi diabetes y con ella la transformación de mis ganas y de mi cuerpo. Me veo las manos y descubro mis venas, mis nudillos me dicen que ahí están; decrecí en volumen, crecí en arrugas, bienvenidas les dije…las estaba esperando, rematé. Redescubrí mi barriga marcada con el nombre de mis acariciados sueños hechos realidad….algunos huesos que parecían que se habían resentido y escondido ahí estaban, ahí están. Perdí mis ojos, se fueron tres semanas, sentí morir…pero volvieron para mirar diferente la vida y la muerte.

 Y así descubrí algunas pasiones que habían estado a la espera y que hoy me reconfiguran. Aprendí a comunicarme mejor, a vestirme de transparencias y mostrarme tal cual soy. Descubrí que poner mis dedos sobre el teclado es la mejor cura a la desesperación, a la angustia, al dolor, a la impresión, a la felicidad, al agradecimiento…tuve que crear una cosa que se llama blog convencida de que en el periódico no aceptarían todas mis fantasías, claro, atrevidas, malcriadas y cochinas fantasías.

Y aquí estoy, tratando de ser alguien…dudo de quién soy, quién seré…no lo sé, cuántos años tendrán que pasar para encontrarme. Quizá no sean suficiente todos.

Inventé…sobre el bioquímico y la extranjera que estaba viva…me atreví y me divertí…me desparramé entera…no es lo mío dije después…de otros es dibujar la imaginación; lo mío, la realidad pintada con mi pincel, uno raro, sin pelos, “sui géneris” me dijo alguien por ahí…no lo sé. Pero mío de mí con seguridad es.

Reflexioné sobre mis fortalezas pero sobre todo sobre mis debilidades, abundantes debilidades…feroces, feroces, feroces las despiadadas.

Y aquí estoy, recibiendo los 41 que me dicen que a partir de ahora quizá pierda la cuenta, no por vanidosa, sino porque ya no interesa tener 41, 45 o 47….y la década correrá tan rápido o más como lo hizo la del 10, la del 20 y la del 30.

Días que confunden en el tiempo, semanas aceleradas, meses apresurados por anunciarse. Qué macana, a veces quisiera tocarlos mejor, sentirlos mejor, disfrutarlos poco a poco, pero no se dejan, se vienen rápidos y se van más rápido…a veces no dejan tiempo ni para vivirlos menos para reflexionarlos y disfrutarlos o padecerlos.

Agradecida estoy con todo esto. Con todo lo que me ocurrió. No hubo pérdida, todo fue ganancia, aprendizaje, incluso del error obtuve créditos.

Agradecida de seguir con mis cuatro hombres, uno especial que me aguanta y ama completita, otros tres pequeñitos que son mis joyitas y que, con inmensa ternura, me traen de vuelta a la realidad.

Agradecida por las oportunidades…no las dejé pasar aunque todas juntas casi acaban con mi vida. Viajé, conocí, descubrí, me maravillé, me desconocí, me reencontré…

Agradecida por tanto cariño y paciencia. Agradecida por las cosas bellas y no tan bellas. Son mías y por algo tocaron mi puerta. Gracias 40.

Anuncios

4 comentarios en “!Gracias 40!

  1. Ximena Panozo

    Bueno te cuento q no soy muy afecta a la tecnología y debo confesarte q ya escribí el comentario al respecto y no se sí llegará dos veces y si es así ni te sorprendas, bueno por segunda vez me gusta mucho tu blog, en especial el de los cuarenta por q describe perfectamente mis sentimientos y mis palabras, bueno excepto por lo de la diabetes, pero como tu dijiste no es una enfermedad sino una condición, y no todos podemos escribir como tu lo haces, gracias por las palabras, y por compartirlas Abrazos Ximena Panozo

    Me gusta

    1. Querida Ximena…estamos igual, no solo por los 40, sino por el (poco) afecto a la tecnología. En realidad, esto es producto primero de la necesidad que tengo de escribir y segundo por la ayuda gentil de algunos amigos que sí entienden del tema tecnológico. Gracias amiga, mientras tu te dejes compartir mis palabras, ahí estaré. Un cariño.

      Me gusta

¿Quieres comentar?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s