Ahí tenemos al culpable (Los Tiempos, 2014)


 

imagesCAC9HRYZLos hechos ocurridos en el carnaval 2014, de manera particular la caída de la pasarela en Oruro y de la gradería en Cochabamba, hacen pensar en la poca capacidad que tiene el ser humano para autoevaluar su propio comportamiento. Reflexionar sobre por qué no nos gusta observarnos a nosotros mismos, me parece por demás complejo y es el motivo de esta columna que no pretende pecar de pesimista, aunque confieso que tampoco se esforzará  en caerle simpática a alguien, más cuando somos usted y yo quienes esta vez nos encontramos en la mira.

Se derrumba la pasarela causando la muerte de siete personas y decenas de heridos. Inmediatamente los familiares de las víctimas, la población y los medios de comunicación buscan a los responsables entre las autoridades, la empresa que construyó la pasarela, y por poco culpan a la banda musical que en ese momento pasaba por debajo de la estructura.

Se sabe que el número de personas sobre la pasarela excedía el permitido; tan lógico como esa fórmula de Cálculo ante la cual no hay fuerza divina ni pachamamista que se oponga. Matemática superior.

Pese a ello, las especulaciones en torno a quién o quiénes fueron los culpables de la “coyuntural” tragedia no pasan por atreverse a tratar siquiera de mirar con cara de sospechosos a quienes, de todas formas, subieron a la pasarela y luego acabaron heridos o sin vida. Sería mucha crueldad que encima de su mala fortuna se les intente encontrar corresponsables. Humanismo.

Se viene abajo una de las graderías dispuestas en el corso cochabambino.  Las miradas de culpa –una vez más-  se dirigen a las autoridades que pocas horas antes habían inspeccionado el recorrido anunciado que la seguridad de los espectadores estaba garantizada. El dueño de los fierros no se salvó de figurar entre los sospechosos. Otra vez ¿alguien podría atreverse a decir que la gradería había excedido y por mucho, su capacidad y que, entonces, los culpables son quienes resultaron víctimas de su propia irresponsabilidad?

Fallas mecánicas, poca visibilidad por lluvia intensa, falta de peralte en la curva… siempre el otro el culpable de los accidentes de tránsito. Psicología básica.

La maña de echar la culpa al otro constituye un problema de pensamiento; la externalización o el atribuir erróneamente la causa de un suceso a algo externo o a alguien es un mecanismo de defensa ante nosotros mismos que cuidamos no sentirnos tan mal por lo que hicimos no “tan” bien. El problema es que eludir responsabilidades nos hace ajenos a la autocrítica, y si hacemos de esta práctica algo cotidiano resulta imposible aproximarnos a nosotros mismos, ejercicio necesario para poder crecer como seres humanos.

Sobran los ejemplos domésticos; pero también exceden en número y lógica los casos públicos. Ahí tenemos al exfiscal, ahora prófugo de la justicia, Marcelo Soza culpando al propio sistema y a la ausencia de estado de derecho. No pensaba igual cuando se paseaba con sus detenidos por las fiscalías del país como trofeo a la eficiencia y transparencia de la administración de la justicia.

Ahí tenemos al gobierno que se niega a declarar desastre natural porque quiere hundir políticamente al gobernador opositor, aunque con él se hundan la economía y la dignidad de los benianos.

Ahí tenemos el “se rompió” o el “se cayó” como si las cosas se rompieran o cayeran solas.

Ahí tenemos la horrorosa maña de echarle la culpa al alcohol, al reloj, al semáforo, a la ingenuidad, a la buena fe, a la belleza femenina, a la sinceridad, a la molestosa ética y a la abominable moral por existir.

imagesCAC9HRYZ

4 comentarios en “Ahí tenemos al culpable (Los Tiempos, 2014)

  1. Danilo Pavisic

    Nada más cercano a la realidad boliviana Mónica, me alegra la lucidez de tu pensamiento ya que como educadora podrás compartir esta mirada real con otras personas, que lindo es poderte decir… Bien.

    Me gusta

¿Quieres comentar?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s