“Levantátelo rápido” (Los Tiempos, 2012)


images[2]Dos albañiles desayunaban linaza con pan cuando por la avenida veían rodar una llanta de auxilio que se le había caído a un automóvil que pasaba en frente de ambos. “Levantátelo rápido”, le dijo uno de ellos al otro. El delito no se perpetró porque el conductor del coche al percatarse del “derrame”, paró, se bajó  y levantó la llanta. Los albañiles se miraron y rieron, un poco de su maldad, otro poco de la desgracia del hombre.

Este hecho que refleja los vacíos de educación y principios de la sociedad boliviana, me pareció útil para graficar y entender la última maniobra del Gobierno: la convocatoria a la cumbre política. Entiéndase, política por lo que no era extraño que, al menos, se hablara de política.

Estoy escuchando a los oportunistas de siempre, tan de siempre, de toda la vida que irreconocibles se han vuelto: Unos viejitos con cara de susto y extravío; otros más jóvenes con cara de ladronzuelos y criollos de a corbata- pero los escucho y no sé si llorar o reír. En fin, a la convocatoria asistieron casi todos con pretextos más que con discursos: “Hemos ido porque es mejor ir que no ir, hemos ido para que no nos digan que no queremos dialogar, y nos hemos terminado yendo porque”….por favor,  políticos de quinta…como la quinta rueda que es útil sólo en caso de urgencia.

Bien sentados en la Vicepresidencia (como los albañiles en la tiendita) esperando su oportunidad de asaltar (la llanta rodando), y el Presidente entrando y saludando (el conductor bajando de su auto). El final de la historia de la Cumbre Política es diferente a la de los albañiles pues en ésta los que se ríen no son los espectadores, sino, los dueños del coche que tiraron la llanta para ver cuántos aprovechados habían en el camino; se la levantaron, se la llevaron y se doblaron de risa de los tontos, ilusos y siempre oportunistas políticos.

Una lástima para el país, un fiasco para los ilusos convocados, un buen chiste para el Gobierno. Ya me imagino cómo habrá reído García Linera, experto en estrategias envolventes; cómo habrá gozado Evo Morales diciéndoles de frente que en realidad no quería invitarlos; cómo habrán festejado los ideólogos del MAS al ver cómo los invitados de uno en uno llegaban en sus mejores galas.

Tres, dos, uno, al aire, gritaba el realizador del canal estatal y bien elegante aparecía Johnny Fernández nombre que casi es olvidado por la reportera. Fernández destacó la “vocación democrática” del Presidente.

Es que cuando de hacerle olas al poder se trata, la memoria se borra y el decoro personal se prostituye. Habla de vocación democrática de quien ha convocado a un grupo de políticos para que avalen las 70 leyes redactadas entre sus aliados: movimientos sociales y empresarios, es decir, cocaleros y negociantes.

Habla de la vocación democrática del Presidente cuando es precisamente éste quien luego de decir que de “cara al pueblo” se discutirá lo que tenga que discutirse, pide a los medios de comunicación retirarse porque no pretende hacer un “show político”.

Lo que ha quedado claro de esta “cumbre política” es que al Gobierno no se le acaban los recursos ingeniosos para seguir adelante con su proyecto político. Que los de la oposición siguen moviéndose de acuerdo a los hilos que estira y afloja el oficialismo. Que la prensa sigue cayendo en la trampa de los nubarrones distractivos mientras el pueblo entierra sus muertos. Que aquí no hay una verdadera voluntad de hacer las cosas bien, y que por eso, los bolivianos seguiremos como estamos.

Anuncios

¿Quieres comentar?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s