Busco sexólogo (nota no publicada ni acabada, 2012)


imagesCAL89JC2“Full anal, desnudo total, complaciente, delgada, macanuda, pechugona, ardiente, excitante, alta, servicio completo, sexy, exquisita, recién iniciando, oriental exótica, toda pose, fogosa, show de lesbianismo, chiquilla, blancona, cariñosa, oral inolvidable, oral profundo, insaciable, inexperta, hasta que me digas basta, cuerpo de infarto, sexo apretadito, trato como enamorada, cumplo más locas fantasías, batidora en la cama, sin condón, sexo al máximo, iniciante, fogosita por donde quieras, las veces que puedas, colita excitante, sexo mojadito, traviesa, con varios, de infarto, depiladita, placer garantizado, linda, bella, universitaria, apretadita, mojadita, dotada, muñequita delgadita, buenona, ardiente”.

¡Necesito sexólogo urgente!, referencias esposa gordita, tetas medio caídas, estilo papá y mamá, a medio oscuras, sufro de calambres en las piernas y dolores de espalda, no  iniciante, no cuerpo de infarto, cuarentona, agotada por el trabajo, blancona por falta de bronceado…en fin, mis atributos se quedan realmente pobres y cortos frente a lo que la prensa escrita ofrece como Dama de Compañía.

Y lo que más me molesta es lo de dama. Cuando algún educado, amable y ancestral caballero se refiere a mí como dama, pasan como relámpago estos anuncios resumidos con el título de Dama. Las cosas han cambiado, tanto que hoy es lo más fácil publicar este tipo de anuncios que agreden la dignidad de todas las féminas.

Me dirán que soy mojigata, anticuada, ridícula, ciega, que todos los hombres son iguales, que somos seres sexuales, que la pornografía mejora las relaciones matrimoniales, que la prostitución es la profesión más antigua del mundo, etc.

Sí  y está bien, de acuerdo, sin embargo, las preguntas y dudas no dejan de abrumarme y por eso es que convoco a un sexólogo para que me explique por ejemplo si realmente todos los hombres piensan en esas cualidades y en qué quedamos las esposas que no las tenemos. ¡Oh! infidelidad bienvenida a casa y a mi vida…sálvame…….

Esta nota (como muchas) no pudo ser terminada…pero fue retomada y reformulada en “La culpa de nacer mujer” (la encuentras en esta sección).

Anuncios

6 comentarios en “Busco sexólogo (nota no publicada ni acabada, 2012)

  1. Sirbabin

    No soy sexólogo aunque enseño y he enseñado en un instituto de sexología, me limito a expresarme como psicoterapeuta de orientación analítica.
    Tu interesante comentario interpela varios ejes:
    1) “todos los hombres son iguales”: es evidente que no (como no todas las mujeres tampoco lo son) paro hay que señalar que existen fantasmas masculinos y femeninos, pero que no siempre se presentan en el sexo que debería corresponderles y no son simétricos.
    Es más – un detalle en guisa de ejemplo – lo que Freud llamó “masoquismo femenino” se encuentra mucho más comúnmente en los hombres que en las mujeres.
    Si hablamos más que de los fantasmas – diríamos – de fantasías masculinas, podemos decir que evolucionan con el tiempo y tienen relación con la estructura social y cultural donde se producen, y creo que han evolucionado y se hacen cada vez más manifiestas, por efecto de los nuevos medios de comunicación y la popularización de la expresión porno. Podríamos decir que antes los jóvenes sabían como acercarse a una mujer (o a un hombre) pero no sabían muy bien qué hacer después, ahora saben mucho de lo que pueden hacer después pero no tienen las claves para acercarse al otro, lo cual produce efectos de violencia, entre otras cosas.
    2) El erotismo en el momento actual…Mucho de saber hacer y poco de saber ser…Se pierde la esencia del erotismo. Podríamos decir que la pornografía es un saber hacer y el erotismo es un saber ser. En este campo los fantasmas sirven para entretener el erotismo y evitar que se desgaste… la inmediatez de la porno hace que “el objetivo “ se precipite muy rápidamente y los fantasmas se desgasten.
    ¿Es que la cosa está en la imagen?, creo que es una trampa, el saber hacer debe estar al servicio del saber ser, ese es el secreto, por lo tanto la cosa está en lo que el otro representa para uno mismo. El erotismo no es una proeza de competición, es sobre todo un arte. Es el arte de esperar, de alargar, de profundizar el placer. Viene a ser como una mesa bien servida, una comida bien preparada se saborea antes y durante… porque después del postre no hay nada. El erotismo se termina ahí, llegar lo más rápidamente al postre es un efecto de la pornografía… saber saborear la cena el mayor tiempo posible, es erotismo.
    3) La infidelidad como solución: es un poco fácil, todo depende de qué metemos dentro del término infidelidad… a nivel fantasmático todos somos infieles, (por alguna razón el mandamiento “no desear la mujer de tu prójimo”, la más deseable es la mujer del otro) Por lo tanto hay mucho erotismo en la idea de infidelidad… de ahí a decir que hay que pasar al acto… es otra cosa…aunque ganas no falten.
    Son algunas reflexiones sobre el tema… no todo

    Le gusta a 1 persona

    1. Muy didáctica la analogía erotismo-mesa bien servida…muy reveladora tu concepción de infidelidad y su componente erótico…coincido en la triste influencia de los medios y en el no saber ser de la generación actual y de sus consecuencias. Gracias por tu comentario, esclarecedor entre otras cosas.

      Le gusta a 1 persona

  2. Eduardo Subieta Arza

    Complejo el tema, cuando los cultos al cuerpo femenino (en especial) y al sexo se han convertido en un producto de consumo masivo e instrumentalizado desde los códigos más sublimes hasta los más perversos. La industria mediática soporta a la industria del sexo en infinitas posibilidades,en las que los eslabones más débiles siempre son las mujeres y niños pertenecientes a los grupos más sensibles y explotados como los que usted Mónica describe en su texto. La oferta del cuerpo humano (femeninos o infantiles, entre los más recurrentes), es infinita y sutil, muchas veces aprobada socialmente en las formas mediáticas y culturalmente aceptadas. El fin,lastimosamente es perverso, pues involucra explotación sexual, el daño a la salud pública de las sociedades y la reproducción de las mismas formas en infinitas posibilidades y soportes. Estos vehículos socialmente aceptados inciden en el cambio o inversión de valores como los que pueden oírse en frases como que “la habladuría pasa y el beneficio queda en casa”, Creo que en muchos casos el hecho de ser sujetos pasivos y permisivos nos convierte en cómplices de lo mismo que criticamos.

    Me gusta

  3. Victor Carrasco

    Esta industria del sexo involucra tantas cosas que van en detrimento del ser humano, especialmente de las mujeres y niñas: trata y tráfico con fines de explotación sexual comercial, redes y cadenas de secuestradores, convincentes intermediarios, chulos, proxenetas, etc. etc.; la necesidad o curiosidad de experimentación de algunas jovencitas que muchas veces ni se dan cuenta de que son utilizadas para lucro de un@s vivill@s; la degradación a que llegan estas víctimas… y hasta el escarnio de la sociedad sobre ellas cuando llegan a una situación límite.

    Me gusta

¿Quieres comentar?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s