El placer de las costumbres (F. Nietzsche)


“Una modalidad importante del placer, por tanto de la fuente de la moralidad, proviene de la costumbre. Lo habitual se hace fácilmente y mejor, y por eso, con más ganas; se siente placer al hacerlo, y se sabe por experiencia que lo habitual ha probado su eficiencia, o sea, es útil.

Toda costumbre que ha cuajado es obviamente sana y provechosa, a diferencia de todo ensayo y experimento aún no probado. las costumbres representan pues, la conjunción de lo GRATO con lo ÚTIL, además no obligan a pensar. Son la probada filosofía práctica.

Prevalece la conclusión errónea de que dado que con tal costumbre se está a gusto o por lo menos se SOBREVIVE, es NECESARIA ya que se la tiene por la única posibilidad de sentirse a gusto; el bienestar parece fluir exclusivamente de ella.

Este concepto de lo habitual como una condición de la existencia es llevado a la práctica hasta en los mínimos detalles de las costumbres (…) en caso en que las costumbres son difíciles, duras y onerosas se las mantiene en razón de su APARENTE UTILIDAD.  No se sabe que se puede vivir tan bien con costumbres diferentes y que hasta pueden darse mayores grados  de bienestar.

Se percibe que con el tiempo todas las costumbres, incluso las más duras, se van suavizando y se tornan más agradables, y que el más estricto régimen de vida es susceptible de convertirse en costumbre y, de esta forma, es fuente de placer”.

!!!!!!ESTE FN ES UN GENIO!!!!!!!!!

Anuncios

¿Quieres comentar?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s