Al servicio del príncipe (F. Nietzsche)


Cualquier semejanza con la realidad, es pura, pura coincidencia:

“El estadista, para poder obrar sin escrúpulos, hará bien en realizar su obra no por sí mismo, sino en nombre de un príncipe. El esplendor de ese desinterés general deslumbrará tanto al observador, que no alcanzará a ver las perfidias y crueldades que trae consigo la obra del estadista”. 

Anuncios

¿Quieres comentar?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s