Mujer, mujer !libérate! (Los Tiempos, 2011)


¡Una pena!, ¡vergonzoso! son algunas expresiones que escuché de la bochornosa borrachera que muchas mujeres se alzaron en la celebración de Comadres y que algunos medios difundieron incluso en vivo.

Me da la impresión que cada año que pasa, las mujeres bolivianas festejan peor este día. Fiestas más grandes, mejor organizadas, más concurrencia y más trago; como consecuencia, más borrachera.

No quisiera pecar de machista (porque es igual de censurable en ellos) ni moralista (porque no soy monja), pero sinceramente me parece que la mujer al ser el referente moral de la sociedad, fuente de amor, portadora de principios, formadora  de valores y principal ejemplo en la familia, no debe prestarse a este tipo de espectáculo. Triste espectáculo que no escoge edad, nivel económico  ni condición social.

Tres adolescentes tiradas en el piso sin poderse parar. Un joven -seguramente amigo- intenta ponerlas de pie, pero inútiles son los intentos. Han bebido tanto que los cuerpos de estas tres casi niñas completamente ebrias, son sus peores enemigos. Y después se quejan porque las violaron.

Señoras hablando disparates, con el rostro descontrolado y el cuerpo suelto de movimiento. Caderas de acá para allá, vientres igual, pechos siliconeados y panzas bien liposuccionadas, la mejor oportunidad para mostrarlas. Hasta la convicción sexual se pierde. Con qué cara puede esa mamá llegar a su casa y saludar o corregir a sus hijos.

Tanta represión ¿acaso? ¿Simple diversión? Carnaval, ¿todo vale, incluso extraviar la dignidad?

Critico la carrera de la mujer por ser igual al hombre. No es así, somos simplemente diferentes. Esa diferencia radica en lo más íntimo de nosotras: en la ternura que poseemos, en la comprensión que somos capaces de demostrar, en la racionalidad con la que tomamos decisiones, en la pasión con la que amamos, en los modales que transmitimos, en el abecedario que enseñamos, en la valentía que ejemplificamos, en las tareas diarias que realizamos, en la capacidad para organizar familia, estudios y profesión…por favor, ¿quién necesita del trago para ser mujer?

Mujer, mujer, libérate decía alguien en la televisión. Libérate por lo que tú eres y no por a quién te quieres parecer, no por lo que quieres demostrar, no por a quién quieres agradar, no por cómo bailas y cuánto bebes.

Libérate capacitándote, libérate educando cada vez mejor a tus hijos, libérate siendo mejor ciudadana, libérate despojándote de complejos e imposiciones sociales, libérate denunciando al abusivo de tu marido, libérate siendo útil a tu país, libérate sobria.

Más de 13 mil damnificados por las inundaciones, miles de familias sin nada, cientos de mujeres inventando consuelo y nosotras felices tirándonos a una piscina festejando nuestra liberación, liberación de un día. Esto nos debe hacer  reflexionar señoras.

Que el carnaval es una oportunidad económica, que es el permiso para “desembocarse” de esa manera, ¡qué nos importa! Mañana, el arrepentimiento y el perdón y volvemos a ser las mismas damas reprimidas. A esperar el próximo Comadres para despojarnos del castigo y gritar libertad con un vaso de cerveza y luego otro y otro. ¿Tanta liberación para después no recordarla? ¡Qué tontera!

Anuncios

3 comentarios en “Mujer, mujer !libérate! (Los Tiempos, 2011)

    1. laura

      Wooow!! Qué fuerte este artículo!! “No quisiera pecar de machista”, afirma la autora. Pues vano el intento o los deseos de no hacerlo, al afirmar que las mujeres “después se quejan porque las violaron”, por estar borrachas. Es lo más machista que he oído en mucho tiempo. Bajo este criterio, son víctimas los hombres pues fueron tentados por esas mujeres inmorales y borrachas, es normal que se las viole, y en ese estado de ebriedad, que luego no se quejen porque no era para esperar a menos. Creo que a veces hay que pensar dos veces lo que uno quiere decir. Y las mujeres no somos tiernas, ni comprensivas, ni capaces de organizar el hogar por naturaleza. Son roles que la sociedad nos ha impuesto y que una vez más, por medio de este artículo, se los están reafirmando.

      Me gusta

      1. Laura, ¿fuerte el artículo? fuerte es la realidad. Yo no estoy disculpando al hombre que viola, por Dios!!!!…pero hay un refrán muy preciso: La condición hace al ladrón, y no está nada alejado de lo que sucede en la REALIDAD, no en mi percepción. Por si acaso, has visto cómo acaban muchas mujeres en Comadres? yo no apruebo aquello, tampoco apruebo que muchos varones aprovechen el día para ir de caza…pero la realidad es esa. Y lamentablemente salen con muchas presas. Triste? claro, triste es la realidad. Metan a la cana a ambos. Ambos son culpables.
        Ahora te comento, que no es nada impuesto, ningún rol. Es naturaleza, simplemente la madre naturaleza. Las mujeres, al menos, muchas, somos naturalmente tiernas, comprensivas y más organizadoras….cuestión genética. Y a mí no me produce verguenza admitirlo, al contrario….si eso para ti es imposición social o roles impuestos y creados, es opinión tuya, para mí se llama naturaleza y es maravilloso….iguales hombres y mujeres jamás, no ve? Muchas gracias por comentarme.

        Me gusta

¿Quieres comentar?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s