Caminar en paralelo (Los Tiempos, 2011)


Ahí estaba yo, sin poder creerlo y preguntándome si acaso no sabían acerca de mi postura ideológica. ¿Será que me han leído o aún no? Lo más probable es que sí lo hayan hecho, pero pese a ello, estaba ahí, siendo parte de la Conferencia Internacional “Desarrollo Endógeno y Transdisciplinariedad en la Educación Superior” escuchando al Canciller Choquehuanca, compartiendo mesa con gente de izquierda y pro indigenista; es mas, como expositora, hablando de la Ch´akana y su natural paralelismo con las Competencias Occidentales, del Suma Qamaña andino y del Saber Convivir de Delors, del Ajayu de acá y del Ser de allá.

Hasta tentada estuve de tomar unas hojas de coca y sentir su amargo sabor, pero no, eso no sucedió…sucedió mucho más: me di cuenta de que la Academia es maravillosa. Que quienes me invitaron saben perfectamente lo que pienso y lo que hago; y lo que hago junto a un par de señores hermosos, es educación, ciencia. Educación alejada de la postura ideológica política, que si es posible. Es posible entendernos en el  espacio compartido que es este mundo: Negros y blancos, indios y alemanes, latinos y asiáticos, quechuas y aymaras, indígenas y mestizos…es posible cuando comprendemos y decidimos caminar en paralelo.

Mi compañero de ida y vuelta a Tarata (sede de la Conferencia) fue el doctor José Antonio Rocha, mi profe en la U. Sus clases eran fascinantes y novedosas.  Hablaba –con fanatismo declarado– de la cosmovisión andina, del par, del etnocentrismo…conceptos loquísimos cuando tienes 17.

Veinte años después, su discurso ha evolucionado. “Ha madurado Doctor”, le dije a modo de exageración. Sí, me dijo riendo, “es que mis alumnos y mis hijos me han hecho ver el mundo de diferente manera”. Rocha, el quechua, casado con una señora nacida a orillas del Titicaca, de traje originario y trenza muy larga, tiene hijos recontra rockeros, pelilargos y vestidos de negro. “Ellos respetan nuestras creencias y nosotros respetamos las suyas”. Caminan en paralelo.

En la plenaria, fui conquistada por un hindú: alto, ojeroso, de piel casi ploma que contrastaba con su destellante camisa mostaza. Pidió que nos diéramos cuenta que “todo conocimiento natural en sí mismo es útil; todos los conocimientos se pueden utilizar a partir del respeto de los espacios…debemos mirar más allá de la ideología y separar el conocimiento de la política”. Para mí eso bastó y todo lo demás estuvo demás, aunque no dejaron de decirse otras reflexiones como la necesidad de buscar “espacios negociados”, el “tercero incluido”, “trascender nuestras contradicciones para coevolucionar” y preguntarse “¿cuál es el campo común para la coevolución del conocimiento?”

Se dijeron algunos excesos, por supuesto, pero entendí que todos entendían que son eso: excesos y que se quedan ahí, porque los excesos son imposibles de ejemplificar, de aterrizar, de demostrar…los excesos se quedan en la palabra bella y seductora de la retórica, imposibles en el mundo real concreto.

Tomé el mismo caldito de arroz que tomaron los demás, compartimos el mismo espacio, respiramos el mismo aire, nos bebimos el mismo café, hablamos diferente e igual. El inglés, el del imperio; y el castellano, el de la colonización, nos dejaron comunicarnos !que maravilloso!

Buscamos lo mismo, quizá vayamos por caminos diferentes, con enfoques distintos, pero todos deseamos una mejor educación superior…unos pidieron una cátedra de Usos y Costumbres, nosotros pedimos una competencia transversal arrancada de la Ley…pero todos anhelamos lo mismo, porque ellos como nosotros –en la esencia y en la finalidad– somos humanos y estamos llamados a caminar en paralelo.

Anuncios

¿Quieres comentar?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s