Parque Bicentenario, una ofensa para los niños (Los Tiempos, 2010)


Toda la semana dudé en escribir sobre el parque Bicentenario segura de que más interesante sería referirme a las sugerencias del presidente Evo a propósito del azucarazo: cambiar “la taza de café con azúcar por un caldo de huesos”. Sospecho que los argumentos utilizados por los Ministros del área económica y productiva han dejado de ser convincentes por lo que sale el Mandatario a inventar sugerencias de índole socialista, aquellas que nos “jalan” a todos hacia abajo, hacia el conformismo, hacia la miseria: Si no hay tal cosa, conformémonos con tal otra.  ¡Qué lástima!

Pero también me  ha dado lástima volver al parque Bicentenario, “el más grande de Bolivia” y ver que este espacio recreacional ha sufrido el más absoluto y cruel abandono.

Un día escribí sobre el excelente trabajo de jardinería en el municipio del Cercado, ensalcé al responsable porque considero que es honesto aplaudir lo bueno. Me pregunto entonces ¿qué ha sucedido con el Bicentenario, por qué no recibe el mismo trato que nuestras plazas, avenidas y prados? Al parecer el Ing. José Claros, cabeza de Emavra, nunca envió un solo jardinero al parque, ¿por qué?

No quiero pensar como político pues en verdad  me niego a creer que el actual Alcalde esté esperando que el parque –que nació defectuoso y ahora agoniza–, termine por fallecer para reinaugurarlo (al más puro estilo Misicuni). Sería muy grosero y mezquino que esto esté sucediendo ya que la obra no se hizo con plata de Chaly Terceros, sino con la de los cochabambinos.

Todos sabemos que el parque Bicentenario fue un producto electoral y como tal supo concitar el interés de la opinión pública; en su momento, distintos medios de comunicación le dedicaron costosos espacios que intentaron mostrar sus potenciales cualidades. Cuánto quisiera que estos medios de difusión vuelvan al parque y reflejen el desastre, el insulto en el que se ha convertido.

El pasto crecido; malezas y arbustos con grandes espinas invaden los senderos constituyéndose en un peligro para los visitantes sobre todo niños; olor fétido sale de los alrededores de una cloaca que rebalsó y dejó regado todo su contenido; las dos lagunillas están vacías y son un triste espectáculo pues el revestimiento se ha arrugado y ha empezado a verse la carpeta asfáltica que emplearon para impermeabilizarla; una de las lagunas, la más grande es vista desde arriba por dos Libertadores cuyos bustos son fieles testigos de la endémica demagogia de los políticos bolivianos que mientras festejan los 12 años del régimen totalitario de Hugo Chávez, pisotean la verdadera historia de nuestros pueblos; la ropa de la familia del sereno cuelga de un alambre y termina por espantar al ingenuo visitante que no pudo ni siquiera comprar un chupete porque las dos familias que abrieron su puesto de venta en la infraestructura que se hizo para este fin, se han ido.

Afuera, en medio de la tierra, una doñita vendiendo algunos dulces y mokochinchi en balde de lata, y por las tardes una anticuchera simulan ambiente de parque…de parque pobre…de parque de campaña….de parque de mentira.

¿Y sabe qué es lo peor? ¡Que nadie dice nada!  Porque los bolivianos estamos acostumbrados a que se nos tome el pelo, a que se nos abuse. Somos tan pobres que cualquier cosita nos encanta. Porque siempre habrá alguien para mantener viva la esperanza y vigente el engaño…hasta en el fútbol pasa: “perdimos pero hicimos un buen partido”….y si no hay azúcar y el pollo está caro, el caldito de huesos nos hace felices. A propósito, el otro día tuve que comprar hueso blanco porque el con carnecita, el que se pone a la sopa, está a 15 bolivianos el kilo. El presidente se habrá referido al hueso pelado, pues el otro es tan prohibitivo como el azúcar…caldo de pollo, todo un lujo en estos tiempos.

Anuncios

¿Quieres comentar?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s