La todopoderosa basura (Los Tiempos, 2010)


Discúlpeme amable lector, pero la única respuesta lógica a la extrema tolerancia que existe por parte del cochabambino a la pésima gestión de la basura, es su falta de educación ambiental. Ni en la casa ni  en la escuela se hacen los esfuerzos necesarios para educar a la población en el manejo de los residuos sólidos que genera.

Esta evidente falta de educación nos ha convertido en ciudadanos “ajenos” a la solución del problema: no seleccionamos la basura en casa y tampoco exigimos a las autoridades que nuestro barrio esté limpio, tampoco denunciamos al pobre ignorante que cree que la calle es de él solito y que está ahí para reciclar su mugre.

La problemática de la basura no es, en definitiva, una prioridad para Cochabamba, población que, sin embargo, lleva más de diez años  tolerando una suerte de abuso sindical y dejadez municipal.

Entre dirigentes de las comunidades aledañas al relleno sanitario de Kjara Kjara y las autoridades del Cercado y del departamento existe una especie de complementariedad de intereses. Se trata de una cadena que se inicia con la decisión de no recoger los residuos de la ciudad, luego el bloqueo de las calles de acceso al relleno, después de unos días de “tire y afloje” llega  la solución; o sea, las obras para las aproximadamente 10 comunidades vecinas al  relleno y que en los últimos años han registrado un crecimiento poblacional del 700 por ciento.

Entre el primer conflicto (1999) y el último del año 2008, las comunidades de Villa Khasa Mayu, Villa Flores, La Cabaña, Pampa, Alto y Central San Miguel, Kjara Kjara y Alto Kjara Kjara recibieron un total de 155 “compensaciones”: Construcciones de redes de agua, empedrado y asfaltado de calles, construcción de puentes, postas, escuelas, sedes, tinglados, lavanderías, alumbrado público, extensión de líneas de transporte e incluso dinero en efectivo.

El primer “conflicto de la basura” en el relleno sanitario de kjara Kjara se registró doce años después a su creación; los vecinos denunciaron contaminación y dieron a la Alcaldía dos meses para que solucionara el problema. El bloqueo duró 6 días. A partir de entonces  hasta el año 2008 (incluso) el ingreso al relleno ha sido bloqueado al menos en 52 oportunidades. Lo increíble es que nunca ha habido relación entre la causa del conflicto y la solución acordada. Parecería, entonces, que los dirigentes sindicales crean un conflicto cada vez que necesitan que la Alcaldía les construya una obrita o entregue cualquier tipo de compensación; por su parte, a las autoridades del departamento, parecería que les viene bien la forma cómo arreglan el chantaje sindical, pues de esa manera postergan los recursos económicos que significaría amarrarse los pantalones (o el corsé) y dar una solución que ponga punto final a esta historia.

Quizá quien más bloqueos ha enfrentado en el historial de Kjara Kjara sea el tristemente célebre Chaly Terceros, mientras quien más esperanzas ha generado en torno a una solución definitiva del problema, sea Edwin Castellanos. Parece, sin embargo, que las competencias negociadoras que han desarrollado los “dueños” del relleno de Kjara Kjara en estos 23 años están torciendo el brazo al Tupay y poniendo en situación de alto riesgo político a Ninoska Lazarte.  Esperemos que no.

Ninguno tiene la experiencia política suficiente para enfrentar a viejos lobos de la basura, son, sin embargo, los únicos que, dada la coyuntura, tendrían la solución: Castellanos con sus movimientos sociales a quienes llama hermanos, el apoyo económico, político y simbólico del primer hombre del país y una ley que seguramente prohibirá el bloqueo y toda forma de protesta, por una parte; y Lazarte con su ondulante caminar de lado a lado, sabrá apoyar las valientes decisiones del Alcalde, por lo que esperemos pronto termine esta jugarreta de tomar por tontos útiles a los pobres cochabambinos que cada vez nos acostumbramos más a los nauseabundos olores que desprende la viveza criolla de unos pocos sinvergüenzas.

Anuncios

¿Quieres comentar?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s