Preguntas comunes sobre el TKSAT-1 (Los Tiempos, diciembre 2013)


Ante la limitada información y la sobredimensionada propaganda, yo -simple mortal- le pregunto a un Ing. en Telecomunicaciones.

¿Qué tipo de satélite es el Túpac Katari (TK)? Los satélites son para usos específicos. Hay de comunicaciones, de reconocimiento, de meteorología, militares, hay de usos en reconocimiento de terrenos agrícolas, etc. El TK es de comunicaciones.

¿Puede dar un ejemplo del uso que tendrá? Entel tiene que dar servicio de telefonía celular en Irpa Irpa. Monta una antena de celular allí y al lado le pone una antena satelital. Esa antena se comunica con el TK que la vincula a la red de Entel La Paz. Irpa Irpa queda conectada a la red de Entel. Si un usuario en Irpa irpa quiere comunicarse con un celular que está en La Paz, la comunicación sube de la antena satelital de Irpa Irpa hacia el TK y de ahí baja a una antena satelital en el Alto. El sistema de Entel El Alto “ruteará” esa llamada hasta encontrar el celular al que el usuario llamó desde Irpa Irpa.

¿Cómo funciona esto sin el TK? Se compra el vínculo a través de un satélite existente y se paga una cuota mensual. Es lo que está haciendo Entel ahora. El TK ahorrará ese pago mensual pero a un precio de 302 millones. Si hay algún problema, la empresa que alquila está obligada a solucionar y pagar los gastos que esto implique. Con el TK el que tiene que hacerse cargo del mantenimiento, repuestos, insumos, capacitación y otros es el Estado plurinacional.

¿El TK nos beneficiará en la agricultura y educación? Es un satélite de comunicaciones, es como tener un cable desde La Paz hasta el último punto del país, nada más. No saca fotos, no reconoce sembradíos, no puede medir variables meteorológicas como para predecir inundaciones, no ayuda en catástrofes, sólo comunica.

¿302 millones de dólares es un precio adecuado a los beneficios de tener un satélite propio, no era mejor alquilar un satélite, incluso con una mirada a largo plazo? Era más inteligente alquilar un “pedazo” de satélite existente a algún proveedor y destinar ese dinero a desarrollar las aplicaciones para agricultura, telefonía, internet, agua, riego, etc. que serán necesarias para obtener algo de utilidad al satélite; de paso, se genera una industria de software de aplicaciones interesante con efectos multiplicadores en la sociedad civil.

El costo más caro de esos sistemas no está en el satélite sino en el desarrollo de la aplicación real que corre en tierra; lo difícil no está en el medio, sino en el uso que se le da.

El horizonte de la inversión no es muy largo; quince años en tecnología es un “siglo”. Probablemente quede obsoleto a los diez o doce años.

La oposición dice que el gobierno controlará las comunicaciones ¿esto es posible? Tener control de una enorme cantidad de comunicaciones al mismo tiempo significa el desarrollo de software muy especializado y caro. Si el gobierno quiere controlar los contenidos de las comunicaciones debe desarrollar sistemas de rastreo como los de la NSA o la CIA que sería imposible mantener en secreto por la envergadura que implica en recursos humanos y materiales. Es necesaria mucha eficiencia y un ecosistema proclive a la iniciativa privada eficiente para que los datos sean utilizables a nivel de usuarios particulares o de gobierno, inclusive.

¿Es imprescindible ser dueños de un satélite? Colombia, Perú, Uruguay, Chile, Ecuador, Paraguay no tienen satélite propio. ¿Son tontos? ¿No tienen 302 millones para invertir? ¿No se dan cuenta de las “enormes ventajas”? No creo.

Anuncios

¿Quieres comentar?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s