Evo, sedúceme


No pierdo la esperanza de que me puedas seducir Evo. La oferta es tan fea además de imposible que no me queda más que dejarme seducir por ti. Claro, soy mujer difícil de convencer, tengo buena memoria y he conocido mejores alternativas en mi vida.

Cuando estoy a punto de entregarme, me recomponen los más de ochenta muertos durante tu gobierno; el 11 de enero, La Calancha, El Porvenir y el mismo golpe del 2003 se guardan en mis recuerdos. Y digo, será parte de aquello que llaman revolución, dicen necesaria para poner en su lugar a los inconvenientes al régimen.

Caramba, no dejo de pensar en la estrategia envolvente y sus “verdaderas fiestas democráticas” que nos dieron la categoría de “pueblo con vocación democrática”. Votamos a ciegas, incluso, todo por aquello que nos fue prometido: cambio en la justicia. ¿O habrá sido el perjuicio de no poder cobrar un cheque en el banco o la financiera zonal?  Como fuera, ahí estuvimos los bolivianos fieles a la orden, y tú, con las ánforas llenas de ilusiones.

Hago mis transacciones bancarias en “largas colas” pues has puesto bien la economía, aunque artificial como dicen pocos y valientes economistas, qué más da, a la gente le importa un carajo si es artificial o no, si huele a coca, a lavandería, a contrabando, a bono popular, a remesa o a explotación de la tierra. Da lo mismo para fines consiguientes.

“Tu país está bien”, me dijo hace poco un holandés admirado por tanto auto de lujo, edificio con pinta de adefesio y restaurant lleno. Es verdad, hay plata y eso es lo que significa -creo- el vivir bien. Lo que interesa es vivir bien, o sea, o sea, tener platita en el bolsillo para gastar y ser feliz hoy.

El vivir bien, piedra fundamental de tu filosofía, algo así como gobernar escuchando al pueblo; Bolivia cambia, Evo cumple; cultura del diálogo; proceso de cambio. Interesante.

Remitámonos a los datos del Censo: la mayoría se autodefine como ninguno. El país de los ninguno ¿resultado de una pregunta mal formulada? ¿De un capricho teórico? ¿De una mamada política? Y no hay explicaciones envolventes que valgan. Sociólogos, antropólogos y matemáticos intentaron resolver lo mestizo…me cago. La realidad una vez más ha superado a la retórica…¿le faltaría alma y método de acuerdo a Aristóteles?

Cochabamba anunció paro por los resultados del Censo pero lueguito de Urkupiña, primero la joda, perdón la fe. Santa Cruz anunció lo propio, pero lueguito de la ExpoCruz, primero el billete. Y nada hubo, ni habrá. Mientras tanto, tú, Evo nos has envuelto como has querido. Esta vez ya no importan tus rasgos, tu color, tu apellido, tu origen. Eres un gran socio, hermano Evo. Bienvenido a la logia sin logia.

Y verdad que me sedujo tu discurso en la ExpoCruz. Ese es el Evo por el que muchos de la clase media votaron, ese es el Evo por el que Costas se mantiene firme, junto a todingos los empresarios. Ese es el Evo que conviene. Sin embargo, aplaudo el cambio de discurso…es que claro, estamos en los primeros juegos electorales y se hace urgente trabajar. Obras, obras y más obras que serán cobradas en votos, votos y más votos.

Sabemos que no es el momento de peleas, de crearse frentes, de defender posturas ideológicas, de ganarse enemigos sino de conquistar indecisos. Y ofreces y ofreces. La Bolivia de la prebenda, la Bolivia pobre, la Bolivia estira mano, la Bolivia rentistas, la Bolivia popular. Esa somos. Presente, señor Presidente, estamos listos para el voto.

Ilusos “muchachos viejos” colgados  de candidaturas fracasadas. Arrimados a “líderes” locales que se lucen en cuanto festín religioso hay. Y es cuando te digo sedúceme Evo y sácame de esta cantada tragedia electoral.

Sedúceme con tus hechos. No te niegues a los hospitales aunque “entre nos” sabemos que son caros, pero  necesarios. Sedúceme con el ejemplo, tu humildad será la del pueblo. Sedúceme con tu gente y expulsa a los especímenes raros, maquiavélicos, infames, caóticos para la moral. Regálales una embajada, la más lejana, cómprales pasaje de ida sin vuelta. Sedúceme como a mujer inteligente e insatisfecha: con valor, con pasión, con entrega, con ejemplo, con superior inteligencia.

Entierra los discursos odiadores, racistas y separatistas ¿porque te cuento un secreto? nadie se creyó el cuento, revisa tu Censo Evo. Mira a tu alrededor, verás a jóvenes vestidos de negro, encadenados y con melenas engominadas. Aunque salieron de tu pueblo, esos jovenzuelos visten jean y polera Gap y se niegan a hablar aymara, ahora cantan en inglés. Choquehuanca está bien para inaugurar actos protocolares, la realidad arde en el Tunari, en Sipe Sipe, en Warnes, en el Beni, y más allá donde la siembra, el hambre y la ignorancia solo saben demandar  a la Pachamama….continuará.

Anuncios

¿Quieres comentar?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s