¿Dónde está la cosa menos cosa? (publicado en Los Tiempos)


“No entiendo por qué en la Universidad no me enseñaron lo que debían”, comentó mi sobrino, Ingeniero Ambiental que trabaja en una consultora minera en la ciudad de La Paz.

Le hablé de los caminos paralelos que históricamente han recorrido la academia y la dinámica laboral; de la burocracia que enferma a la Universidad, del anacronismo que padece el pensamiento pedagógico, y de su cada vez más tímido protagonismo en la construcción de cultura o simplemente su (in)capacidad para imprimirle dinamismo.

Se pensó la Universidad como la institución de la inteligencia, como poder espiritual, como el saber constituido del poder social; pese a todo esto, era “sólo un ruido” dice José Ortega y Gasset, pensador español que a pesar de haber calificado a la Universidad (europea) de “magnífica, gloriosa y triunfante”, fue -con seguridad- quien más duramente ha criticado su misión, producto y futuro.

El europeo se dejó seducir por la Universidad: “Era la cosa menos cosa, era la más etérea, era la inteligencia, pensamiento y razón”. Ortega y Gasset comenzó a sospechar, sin embargo, que el siglo XX sería para el hombre el tiempo en el que nada importe, incluida la razón: “No le interesa la idea de las cosas, sino que quiere las cosas mismas; ese brutal querer las cosas”.

Desestimando la inteligencia ¿cuál sería la razón de ser de la Universidad? Fascinante, aunque incómodo, suponer la respuesta desde este lado del mundo. Entonces, la pregunta del sobrino que es la mía, la suya y la de muchos, nos permite visualizar a  Ortega y Gasset como un apocalíptico sabio.

De vuelta a la Universidad, al templo de la inteligencia, el pensador afirma que el pedagogo no ha sido nunca el filósofo de su pedagogía: El pedagogo que escribe un libro en 1922 fundamenta las ideas de 1922; pero esta filosofía que se nutre de las ideas de 1890 recién tendrá su efecto en 1940. Síntesis: Las personas de 1940 son educadas conforme a las ideas de 1890. Resultado: La escuela cuya pretensión es organizar el porvenir, vive retrasada dos generaciones.

¿Cambió esto con la dinámica y democratización de la información que le debemos a las TICs? Dependerá de las características de cada contexto. En el nuestro, es probable que no, más aun si consideramos que es precisamente información lo que (a veces) sobra y consumimos, y conocimiento lo que (siempre) falta y no producimos.

Queda claro que educamos para ayer, no para mañana. Grave en sí mismo, pero aún más lo que Ortega y Gasset esperó: que el poder político “pasara a rango y términos más humildes” tal como estaba sucediendo en la Europa de mediados del siglo pasado y que supondría la adaptación de la política a la pedagogía.

La tríada poder político – obra educativa – cultura, será tema de mi próxima columna.

A propósito del pensador, en 1998, el Instituto Universitario de Investigación Ortega y Gasset, analizó el Sistema de la Universidad Pública y Autónoma (“La Reforma Pública en Bolivia”, Convenio Andrés Bello, Colombia). El informe señala que la Universidad Boliviana no debe dedicarse a la transmisión de conocimientos ni a realizar crítica cultural y social, sino a impulsar la investigación científica y la creación de conocimiento; califica de sobredimensionada la autonomía universitaria; de ineficaz la gestión académica y administrativa; critica, finalmente, al co-gobierno paritario por constituirse en una acción no democrática de veto de los gremios docente y estudiantil a las decisiones institucionales.

El documento casi acaba en la hoguera y los investigadores expulsados a patadas. Enojo, rechazo y negación fueron las reacciones.

Anuncios

¿Quieres comentar?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s