Observe Sr. Ministro de Educación

whatsapp_image_2020-08-02_at_11.56.24_1
2 agosto 2020. Ministro de la Presidencia Yerko Núñez anuncia la clausura del año escolar

Pocas horas después de conocerse la decisión del gobierno de Jeanine Áñez de clausurar el año escolar y sin el más mínimo ánimo de criticar tal determinación, hoy somos muchos los padres que hemos decidido prescindir del Estado para alzarnos en protagonismos que les devuelvan la dignidad a nuestros hijos. Asumimos esta responsabilidad como cabezas de familia ante el triste “levantamiento de manos” de su Ministerio.

La educación, a pesar de constituirse en “función suprema y primera responsabilidad financiera del Estado que tiene la obligación indeclinable de sostenerla, garantizarla y gestionarla” (CPE y Ley 070), es el talón de Aquiles de todos los gobiernos de turno y causante de los principales problemas que enfrentamos, por tanto, debiera ser la única razón para seguir apostando por ella.

Observe que estos tiempos nos dan señales suficientes para comprender que los liderazgos ya no pueden seguir siendo los de antes. La autonomía y autodeterminación están más presentes que nunca en cada boliviano; acciones de muy corta data lo demuestran.

Observe cómo los padres conscientes de la importancia que tiene la educación, aquella que intereses y tensiones de orden estrictamente político y gremial pretenden arrebatarles, hemos decidido actuar por cuenta propia y nos organizamos para que los procesos formativos no se detengan.

Observe cómo su decisión e imprecisiones sumadas a las posturas radicales de otros actores de la institucionalidad educativa, nos han convocado a actuar en único beneficio de nuestros hijos quienes hoy entienden perfectamente que no hay tiempo que perder, que agradecen que se les haya regalado el pase al siguiente año pero que lo harán sabiendo que los beneficios son posteriores al esfuerzo.

Observe qué cantidad de profesionales con conocimiento y expertise en su área están organizando entornos y cursos virtuales para enseñar Tecnología, Lenguaje, Matemática, Ética…

Observe cómo su decisión acaba de modernizar la educación, de liberarla del peso de la burocracia y la politiquería; vea cómo ha abierto la profesión de maestros a miles de profesionales dispuestos a enseñar. Ya no dependemos de su tiempo ni de organizaciones gremiales tranca ni de asociaciones funcionales. Ahora somos los ciudadanos comunes quienes tomamos la posta de la educación, aquella que Usted soltó como si se tratara de un carbón encendido.

Estos estudiantes, los del 2020, de la cuarentena, los que protagonizaron la muerte del autoritarismo y los que cantaron estribillos de libertad en cada esquina y rotonda, son quienes han decidido ser los actores del verdadero cambio, no ese que se les prometió durante 14 años.

Observe cómo cada uno de nosotros vamos a motivar en nuestros colegios a que la marcha por la educación no se detenga. Hemos decidido darnos la mano para crear redes de colaboración e interacción. Estas líneas recogen ese espíritu que a pocas horas de su decisión se ha rearticulado. Ahora resta crear y trabajar en procura de la educación.

¡Habemus diagnóstico del currículo boliviano!

El Laboratorio Latinoamericano de Evaluación de la Calidad de la Educación LLECE de la OREALC/UNESCO con el apoyo del Centro de Investigación Avanzada en Educación CIAE de la Universidad de Chile, y de 18 países de la región acaba de presentar el Estudio Regional Comparativo y Explicativo ERCE 2019. Este estudio emplea información que los países de América Latina declaran en sus marcos curriculares y mide los aprendizajes en función de sus propósitos de enseñanza, las tendencias curriculares y cómo se alinean a la Agenda de Educación 2030; el análisis se concentra en tercer y sexto grado de primaria en Lenguaje, Matemáticas y Ciencias en sus dimensiones disciplinar, pedagógica y evaluativa. También considera la presencia de conceptos relacionados con educación para el desarrollo sostenible, equidad de género y ciudadanía mundial. Veamos.

Lectura. Los resultados son muy similares tanto en tercer como en sexto grado: Destaca la Diversidad textual y la Reflexión y evaluación, empero la Comprensión lectora literal e inferencial tiene una presencia muy escasa, y las Estrategias de lectura y Decodificación están ausentes. El 52.3% de los estudiantes de tercer grado se ubican en el nivel I: “Los niños no son capaces de interpretar lenguaje figurado, reflexionar y emitir juicios y reconocer tipos de textos de estructuras no familiares ni tan cercanas. En sexto grado hay un progreso importante ya que el nivel I de desempeño baja a un tercio (32,4%), movilizando al 52,4% de estudiantes al nivel II. Seguir leyendo “¡Habemus diagnóstico del currículo boliviano!”

Derrota educativa, triunfo político del MAS

La clausura del año escolar debe ser analizada desde su dimensión política. Lo pedagógico, las competencias docente, los recursos e insumos educativos y las capacidades de gestión ya han sido ampliamente expuestas y no constituyen, desde mi percepción, el meollo del asunto.

  1. Desde el autoexilio de Evo, el MAS comprendió que en la educación tenía una aliada política. La tuvo durante 14 años de gobierno, ¿por qué no la tendría ahora? El MAS recurrió al Magisterio y a los representantes de los padres de familia para provocar el fracaso de la gestión educativa hasta lograr que el año escolar se clausure.
  2. Las condiciones estaban dadas; con los liderazgos cooptados solo era cuestión de tiempo: Dejar que Cárdenas, un hombre con oscuro pasado político (para las huestes masistas), con evidentes dificultades para mover una maquinaria vetusta pero funcional a la mediocridad y con un equipo técnico constituido a partir del criterio de la retribución de favores políticos el escenario era propicio para perpetuar el plan.
  3. Al Ministerio de Educación nada le funcionó y nada le iba a funcionar, seamos honestos. Las evidentes deficiencias internas y las constatadas fuerzas externas acabaron por declinar la balanza hacia el desastre, ese que hoy tantos actores políticos aplauden, llámense MAS, Magisterio y Asociación Nacional de Padres de Familia.
  4. Los maestros de aula, los directores de colegios, los padres de familia no representados y los estudiantes fuimos simples piezas de este sencillo puzle. Nada más que eso.
  5. En lo macro, un gobierno ocupado en devolverle oxígeno a su partido y en posar para la foto de la caridad; con una Presidenta carismática y potente pero que perdió el 50% o más de sus atributos el día que anunció su postulación. Con un equipo sin mucha habilidad para la política inteligente y estratégica y con poca capacidad para establecer certidumbre, diálogo y consenso.
  6. Más allá, dos fuerzas políticas amenazadas por una mujer que arrancaba aplausos y ovaciones donde iba y que vieron cómo, poco a poco, les arrebataba protagonismos inflados y construidos al calor de un obligado voto útil, por un lado, y de una conquista liberadora que no daba más que para un sincero agradecimiento. Ninguno de estos actores políticos se pronunció sobre la educación…si Añez y Cárdenas se aplazaban, mejor.
  7. En lo macro, seguimos, un gobierno que subestimó el componente educativo y su valor (amenaza) político que dejó que Cárdenas y sus hombres se replegaran en sus oficinas, que se equivocaran con su Decreto y que creyeron hasta el final que la educación no era tema para detenerse. Subestimaron su importancia, subestimaron a sus actores políticos y sobreestimaron a su Ministro.
  8. En Educación pasó lo mismo que en Salud y Economía: nada estuvo a la altura de las necesidades y expectativas.

Seguir leyendo “Derrota educativa, triunfo político del MAS”

¿Qué de nuevo proponen los expertos en educación?

De libre acceso y selección, personalizada, centrada en el estudiante, ciento por ciento flexible, así comienza a ser la educación en el mundo. Estamos ante una única alternativa que es provocadora, ineludible, transgresora del statu quo…disruptiva total.

Los días 21, 22 y 23 de este mes, el mundo académico ha disfrutado del Virtual Educa Connect, un congreso virtual en el que han participado 84.398 inscritos de 55 países. Durante 3 intensas jornadas, este espacio denominado Reset Educativo: Ecosistemas digitales para el desarrollo humano ha difundido 329 conferencias que han sumado más de 200 horas en ponencias y foros de manera sincrónica y asincrónica.

Estudiosos de las Ciencias de la Educación de diversas partes del mundo han compartido sus experiencias, investigaciones y buenas prácticas de aula motivando a maestros de escuela, docentes universitarios, y autoridades educativas y de gobierno a seguir comprendiendo los retos que la Educación 4.0 impone sin contemplaciones ni pausas y que -sometida a los rigores de la cuarentena y el distanciamiento físico obligados por el COVID-19- nos “sentencia” a todos a acelerar ritmos e inversiones, pero, sobre todo, a redescubrir capacidades y creatividad.

En coherencia con el nombre elegido, el Reset Educativo: Ecosistemas digitales para el desarrollo humano sugiere precisamente un reinicio de la educación de la mano de los entornos digitales, pero con una decidida y necesaria orientación hacia la persona/estudiante. Seguir leyendo “¿Qué de nuevo proponen los expertos en educación?”

La educación, presa de la consigna política

La educación en Bolivia parece no ser un asunto de Estado sino una consigna de los gobiernos de turno. Hay elementos que nos conducen a tal aseveración.

Cada reforma educativa ha sido puesta en vigencia sin el respaldo de una valoración técnica que demuestre con rigurosidad científica la necesidad de su implementación; tampoco se ha contado con estudios solventes que revelen la inoperancia, fracaso u obsolescencia de la normativa o modelo precedente.

La Ley de Reforma Educativa No. 1565 fue reemplazada por la denominada Avelino Siñani-Elizardo Pérez (ASEP) sin que se conociera una evaluación integral y sin que se haya cumplido el tiempo proyectado; pero, además, sin contar con el consenso del Magisterio bajo el argumento de que la ley aprobada no era la que se había socializado con dicho sector.

A 10 años de la aprobación de la ASEP y 7 de su implantación, el actual ministro de educación, Víctor Hugo Cárdenas, autoridad de un gobierno transitorio, ha manifestado públicamente la necesidad de redactar otra ley de Educación en reemplazo de la actual. No extrañará que el gobierno próximo se dé a la tarea de anular la ASEP para habilitar una nueva reforma.

Pero ¿qué evidencias se tienen respecto al impacto de la ASEP?, ¿bajo qué argumentos técnicos se la debería cambiar?, ¿el ministro Cárdenas cuenta con un estudio de respaldo?, ¿posee una evaluación de medio término?, ¿cuáles son las evidencias que respaldarían el cambio? Seguir leyendo “La educación, presa de la consigna política”

La educación privada está en riesgo

Cardenas
Ministro Víctor Hugo Cárdenas anuncia firma de Decreto Supremo No. 4260

El Senado tiene en su poder el Proyecto de Ley para la “reducción de pensiones y/o matrículas de unidades educativas privadas, institutos y universidades privadas”. El documento señala que, en caso de no haber un acuerdo entre los padres de familia y la institución educativa, se aplicará el 50% de reducción en el pago mensual a partir del primer día de declaración de Emergencia Sanitaria Nacional.

A escasos días de concluir el primer semestre del 2020, advierto lo siguiente:

  1. El Sistema Educativo Plurinacional SEP (único sistema educativo reconocido por la CPE y las leyes vigentes) no estaba preparado para brindar un servicio educativo que no fuera presencial. Ningún otro gobierno ha hecho los esfuerzos mínimos para que el currículo y su gestión fueran capaces de adaptarse a otra modalidad. La educación a distancia y sobre todo la virtual, son asuntos prácticamente desconocidos, especialmente en el Subsistema de la Educación Regular (Inicial, primaria y secundaria). Mientras que, en el Subsistema de la educación Alternativa y Superior, recién comienza a dar sus primeros pasos, muy distantes de lo que ocurre en otros países incluso de la región, aunque para estos la pandemia y su consecuente cuarentena, también ha significado disrupciones, conflictos y tensiones.
  2. Debemos estar conscientes de que el año lectivo se inicia con un gobierno de carácter transitorio que debe asumir la conducción del país ante el descubrimiento de un grosero fraude montado por el MAS y Evo Morales que obliga a que este último junto a sus Ministros, varios de sus Senadores y Diputados, renuncien a sus cargos y se acabe anulando las elecciones. Es decir, el gobierno de Áñez debe constituirse a la luz de la improvisación, pero, sobre todo, de un fuerte y agresivo conflicto social y político que contabilizó más de 30 muertos en pocos días a la voz de “ahora sí, guerra civil”, todo en un intento fallido pero sangriento por buscar a la fuerza el retorno de Morales.

En ese contexto, llega en marzo la declaratoria de emergencia sanitaria nacional y todo el sistema sanitario, educativo, laboral y demás, se ve afectado. Seguir leyendo “La educación privada está en riesgo”

Cuando te tocan el bolsillo

Predecible era que llegado el momento saldrían los exigentes y reclamadores de la calidad de educación, justo, justito cuando hay que pagar.
Pregunto ¿dónde estaban durante 3 meses y medio los padres que hoy se niegan a pagar las pensiones escolares? ¿Se los escuchó antes reclamar por la calidad educativa de sus hijos? ¿Hicieron reclamo formal al colegio? ¿Presentaron alguna propuesta pedagógica? ¿Se ofrecieron para aportar con horas nalga y piense?
Y es que esto sucede así, todo parece decantar en el pago. Eso es lo que jode, pagar 800, 400 o 100….quieren pagar nada excusándose en el incumplimiento de un contrato: “yo no firmé por clases virtuales y no tengo porqué pagarlas”.
Esta pandemia no fue planificada y afectó a todos, a los padres que hoy se niegan a pagar las pensiones incluso con descuentos, como a aquellos padres profesores que no reciben salario porque otros padres no pagan. A todos jodió la pandemia ¿y ahora? ¿Nos ponemos a redactar y renovar contratos con los colegios? ¿Salimos a marchar exigiendo el 50, 60, 70 o de pronto el 100% de descuento? ¡Mejor! Impulsemos el cierre del año y que lo repitan el 2021 cuando nuestros hijos puedan ir al aula a escuchar a sus maestros y tomar apuntes del dictado con lapicero rojo y azul en hoja con margen de carpeta con carátula.
Qué difícil es Bolivia….agarrada siempre del problema y no de la solución, intransigente, radical, miope y cortoplacista.
Cárdenas se equivocó en el manejo de la crisis, no actuó a tiempo, se encapsuló y dejó que el calendario, el silencio y los padres se le vinieran encima. Sí, pero aquello no justifica ni les da razón a los papás para pretender negar el esfuerzo de los colegios y maestros JUSTO cuando se debe pagar.
Escudarse en la ausencia de un contrato es una canallada de abogados tanto como exigir descuentos irracionales y desproporcionados que lo único que harán es agudizar la crisis obligando al cierre de más del 80% de los colegios privados.
Lo que esos padres insatisfechos con la modalidad virtual debieron hacer es haber retirado a sus hijos del colegio formalmente durante la primera semana de clases no presenciales. Si lo hicieron no tienen porqué pagar, si no lo hicieron deben aceptar el pacto acordado con el establecimiento educativo.
Y lo segundo que deben hacer es inscribir a sus hijos en el sistema público renunciando a la educación privada costosa, mala, abusiva y donde no hacen nada.
Ahora, si usted no retiró a tiempo a su wawa ni está con la intención de inscribirla a un fiscal lo que corresponde es un cambio de actitud: que se imponga la predisposición, la buena fe y la capacidad de entendimiento y de diálogo reconociendo nomás que su hijito pasó clases…no las mejores pero que las pasó.
Y finalmente, lo que le queda a ese insatisfecho padre es dar a conocer sus propuestas, recomendaciones y consejos en el orden de lo pedagógico, curricular y didáctico para mejorar el actual estado de cosas.

Entendiendo la educación desde una sufrida cuarentena

La violencia que ha significado para la gran mayoría de nosotros la cuarentena, es producto de nuestra educación y su incapacidad para hacernos ver que somos personas humanas y ciudadanos con derechos y obligaciones.

filos-2100x1200

Las Redes Sociales han recogido, acumulado y demostrado de qué está hecho el ciudadano actual. En Europa, la gente confinada en sus pequeños espacios habitacionales, ha tenido que ocupar los balcones para tomar el oxígeno que le diera respiro pero también existencia; que le haga sentir vivo y, sobre todo, le devuelva el sentido de pertenencia…a este mundo, a una sociedad, a una comunidad.

En Bolivia, las Redes Sociales se han convertido en los balcones europeos desde donde las personas han podido gritar el socorro que necesitaban; ventilando sus privacidades y rutinas, han podido sobrellevar la asfixia provocada por el encierro y aislamiento físico y social.

Nuestras vidas se han visto sacudidas por la cuarentena, lo suficiente para darnos cuenta que usábamos la casa solo para dormir; que desconocíamos la cantidad de actividades y tareas que tienen nuestros hijos; que las mujeres son capaces de hablar más de lo necesario; que ellas y los niños están en peligro junto a ellos, los violentos; que la calle, la oficina, el supermercado y el café, son tanto más necesarios que las cuatro paredes de nuestra existencia en intimidad. Seguir leyendo “Entendiendo la educación desde una sufrida cuarentena”

La Tecnopedagogía y el porqué de su resistencia

La cuarentena impuesta por el COVID-19, ha obligado al sistema de la educación formal a migrar hacia la educación remota (A distancia y virtual). Tal migración ha sido incómoda, mucho más para aquellos cuya familiaridad con los recursos tecnológicos no era solvente.

Si bien se puede suponer que para todo el Sistema Educativo Plurinacional SEP ha sido una situación compleja, el Subsistema de la Educación Regular (Primaria y Secundaria) del sector público, es el que más dificultades ha presentado debido a varios factores implícitos a la escuela como a aspectos externos a ésta.

El Decreto Supremo No. 4260

El 6 de junio, como regalo por el Día del Maestro Boliviano, y a 84 días de haberse suspendido las clases presenciales en el país por la emergencia sanitaria, el Ministerio de Educación presentó la normativa que legaliza la adecuación educativa del servicio de enseñanza a partir de modalidades distintas a la presencial con lo cual reconoció la Educación a Distancia, la Educación Virtual y la Educación Semipresencial. Seguir leyendo “La Tecnopedagogía y el porqué de su resistencia”

Poniendo en blanco y negro el DS 4260 presentado por el Ministerio de Educación

Luego de 84 días de haberse suspendido las clases presenciales en Bolivia por la emergencia sanitaria, ayer, día del Maestro, el Ministerio de Educación presentó el Decreto Supremo 4260 cuyo objeto es normar “la complementariedad de las modalidades de atención presencial, a distancia, virtual y semipresencial en los Subsistemas de Educación Regular, Educación Alternativa y Especial, y Educación Superior de Formación Profesional del Sistema Educativo Plurinacional”.

En mi criterio, dicho DS no era lo que se esperaba considerando:

  • El tiempo que se tomó el Ministerio para emitir un marco normativo general cuya necesidad tenía carácter de urgencia para asegurar y garantizar la consecución del calendario académico. 3 meses para un Reglamento General que en la práctica reglamenta bien poco, es demasiado tiempo.
  • Puntualiza lo que ya se conoce y se hace desde el sector privado de la educación. Que no se lo haya hecho en las instituciones de educación pública es algo que debe ser explicado no solo por el gobierno de Jeanine Áñez, sino y, especialmente, por el gobierno de Evo Morales. (Nótese la primera brecha tecnológica y de conocimiento entre lo público y lo privado, muy a pesar de los millones que el Estado “invirtió” en un programa de formación de maestros PROFOCOM que no contempló ni las TIC ni las TAC y menos las plataformas virtuales de educación. Terrible).
  • No da certezas sobre la legalidad de lo hecho en este tiempo de suspensión de clases presenciales (previo al DS) dando lugar a que desde lo jurídico se desconozca lo avanzado por cientos de colegios y decenas de universidades que sí cumplieron su calendario académico bajo la modalidad virtual y a distancia.
  • No da certezas a los padres de familia respecto al pago de pensiones, demanda que se viene haciendo desde hace varias semanas atrás sin tener respuestas claras ni consensuadas.
  • Tampoco aclara aspectos técnicos (académicos) sobre la evaluación de los aprendizajes, por ejemplo.

En síntesis, el DS me sabe a poco, pero sigamos:

Me preocupa el énfasis que el DS, muy al estilo del burócrata boliviano, pone para aclarar que el Ministerio de Educación seguirá siendo el ente rector (controlador y aprobador) de la “producción, compilación, sistematización y distribución de recursos educativos para la modalidad a distancia tanto para el sistema público como privado” (Art. 4); y que las propuestas curriculares vigentes y nuevas deben ser aprobadas por el Ministerio de acuerdo a la reglamentación específica (que recién saldrá en 30 días). (Art. 6)

Destaco y valoro que este DS se constituya en una primera aproximación al reconocimiento de otras formas válidas de hacer educación, y ojalá sea la puerta que abra ese mundo maravilloso que es la educación a distancia y virtual, pero, sobre todo, ojalá, y ese es mi deseo, permita iniciar el debate sobre la necesidad de repensar la modernización de nuestro sistema actual de educación, el presencial que ya no puede entenderse sin el plus (carácter integrador, inclusivo y global) que le daría la virtualidad. Tengo alguna esperanza en ello siempre y cuando se gane la batalla más dura que es tener la capacidad para informar, explicar y persuadir sobre las ventajas de la educación virtual, cosa que me temo será una tarea titánica en Bolivia considerando que al frente tenemos sectores ultraconservadores acostumbrados a oponerse a todo.

Quiero pensar que el Art. 7 es una contradicción al espíritu del DS (que habla de la complementariedad de modalidades) y que será corregida más adelante, pues no parece muy lógico que dicha complementariedad de modalidades esté “justificada en situación de riesgos o eventos climáticos, sociales, sanitarios u otros, que pongan en situación de inseguridad a los estudiantes”; es decir, NO SE PODRÁ DESARROLLAR EN SITUACIONES REGULARES O NORMALES.

Todo aquello de las TIC, las TAC y las plataformas virtuales, suena demasiado bonito como para ser de uso regular…”se lo usará solo en situaciones de riesgo o eventos que pongan en situación de inseguridad a los estudiantes”; no señores pedagogos, no señores ministros, no señora Presidenta…no debe ni tiene que ser así.

Me preocupa también que este gobierno insista en tener el monopolio de la formación, actualización y capacitación docente (Art. 9), desconociendo el aprendizaje por cuenta propia, el esfuerzo y competencias que puedan tener emprendimientos privados; se trata, parece, de un esfuerzo por asegurar el sistema/institucionalidad en desmedro del producto o resultado esperado que es al final lo que vale y se impone en el desempeño laboral.

Destaco lo señalado en el Art. 10 que señala que “El seguimiento al desempeño docente debe considerar la implementación de la complementariedad de las diversas modalidades de atención en sus componentes educativo y administrativo”, dando a entender que a partir de ahora el docente debe saber manejar dicha complementariedad…pero ojo, solo aplicable en situaciones de riesgo (¿?).

Finalmente, para el cumplimiento del Art. 11 ojalá que las autoridades de educación, sepan pedir y defender recursos suficientes que alcancen a financiar la promoción de la producción y protección intelectual de docentes y estudiantes.

En 30 días a partir de ayer, 6 de junio, se deberán tener los Reglamentos específicos para que esta máquina comience a marchar…más bien que muchos colegios, universidades y establecimientos educativos se adelantaron al DS, de lo contrario estaríamos fuera de todo tiempo y plazo esperanzados quizá en que el DS y sus reglamentaciones sirvan para el segundo semestre del presente año.

El problema educacional es un problema político y de gobernanza

La admirable lentitud con la que actúa el Ministerio de Educación de Bolivia para resolver asuntos de orden académico (curricular y pedagógico, sobre todo) en el marco de la pandemia del COVID-19, no es la incapacidad para afrontar retos meramente educativos, es el reflejo de las enfermedades crónicas que padece el sistema político boliviano y las formas que éste ha adoptado para gobernar el Estado.

No es pues honesto atribuirle a la pedagogía, menos a la didáctica, las brechas que han saltado a la vista en cuanto a acceso a tecnología educativa, flexibilidad curricular, y conocimiento del manejo de recursos educativos modernos; estamos constatando que tenemos un país que no ha sabido (léase, querido) resolver las históricas diferencias sociales, económicas y de conocimiento que hoy afectan, por supuesto, las condiciones y oportunidades educativas.

No es posible pensar que se trata de un problema de diseño curricular y/o de competencias docente por lo que solo algunos establecimientos educativos y universidades han sido capaces de adecuar su calendario, currículo y procesos educativos, y que una gran parte -curiosamente la oferta pública- haya sido incapaz para salvar las limitaciones impuestas por la pandemia. Seguir leyendo “El problema educacional es un problema político y de gobernanza”